Facebook Twitter Google +1     Admin

Para seguir sin poliomielitis en Cuba

Un propósito vital de la vacunación contra la poliomielitis en Cuba ha sido sin lugar a dudas continuar como un país libre de esa enfermedad y la Campaña Nacional número 50 no es excepción sino regla. Es por eso que serán inmunizados 36 mil 764 niños camagüeyanos en dos etapas.

La primera está concebida entre el 4 y el 10 de marzo y la segunda del 22 al 28 de abril y en ambas serán beneficiados con una dosis en cada una 26 mil 884 niños desde los 30 días de nacidos hasta los dos años, 11 meses y 29 días. Además, en la segunda etapa se reactivarán 9 mil 880 infantes de 9 años de edad (9 años hasta 9 años, 11 meses y 29 días).

En la provincia, como en toda la nación, la vacunación contra la poliomielitis se efectuará en los diferentes vacunatorios de las áreas de Salud y en los consultorios de médicos de familia, bajo la supervisión y evaluación de la Salud Pública y la cooperación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

La vacuna será administrada mediante dos gotas por vía oral, y deben esperar 30 minutos antes y después de la inmunización para ingerir agua o cualquier otro alimento. No pueden ser vacunados los niños que en ese momento presenten fiebre elevada, vómitos o diarreas; no obstante, aseguró la doctora Alina Tejeda, jefa del Programa de Vacunación de la provincia, que luego de transcurrida la dolencia la tendrán a su disposición.

En el período comprendido desde 1962 hasta el 2011, agregó la doctora Tejeda, se han aplicado más de 79 millones de dosis de vacuna antipolio en el archipiélago cubano, acción que garantizó la protección de su población menor de 62 años. Entre los años de 1962 y el 2010 han sido eliminadas cinco enfermedades prevenibles por vacunas en Cuba: la poliomielitis (1962), la difteria (1979), el sarampión (1993) y la rubéola y la tos ferina (1994) y algunas formas graves de otras.

El tétanos, la meningitis por Haemophilus influenzae tipo B y la parotiditis dejaron de constituir un problema de salud aquí al exhibir tasas inferiores a 0,1 x 100 000 habitantes.

Por otra parte, la enfermedad Meningocócica, la fiebre Tifoidea y la Hepatitis B han disminuido de manera notable su morbilidad y mortalidad durante estos años.

Indudablemente, los datos mostrados por la Salud Pública cubana en materia de prevención de enfermedades prevenibles por vacunas, son el resultado de un sistema que dejó de ser un negocio para convertirse en trabajo cotidiano por el bien de la salud humana y sin fines de lucro.

 

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona

Corrección: Oriel Trujillo Prieto

Foto: Tomada de Internet

Comentarios » Ir a formulario

cuquisalud

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris