Facebook Twitter Google +1     Admin

Premios y encuentros de investigadores camagüeyanos

20120113020508-copy-of-p1090036.jpg

Desde la llegada a la Casa de Niños sin Amparo Familiar, los visitantes respiraron un especial hálito de amor y esperanza.

Un total de 24 premios provinciales que reconocen relevantes resultados científicos durante el 2011, con la inclusión de investigaciones tecnológicas e impactos, fueron entregados en el Salón de Protocolo Nicolás Guillén, de la Plaza de la Revolución Ignacio Agramonte y Loynaz, por la delegación de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en ese nivel, dentro de su Jornada por el Día del Trabajador de la Ciencia en Cuba el próximo 15 de enero.

Recibieron, además, el sello Forjadores del Futuro, título excepcional a la Doctora en Ciencias Milagros de la caridad Gutiérrez Álvarez, profesora de la Universidad de Camagüey, por su aportes al desarrollo de las iniciativas científicas en las ramas de la racionalización y la innovación tecnológica.

En el grupo de los laureados se encuentran trabajos procedentes del CITMA,  de las Ciencias Pedagógicas, de las Ciencias Médicas, de la Facultad de Construcción de la Universidad de Camagüey y de la Empresa de Investigaciones y Proyectos Hidráulicos, por solo mencionar algunos.

La visita de científicos camagüeyanos a la Casa de Niños sin Amparo Familiar fue una muestra insoslayable de que sin la investigación y la toma en consideración de situaciones anteriores para así perfeccionar cada acto a seguir no es posible llegarle al corazón de estos infantes, que suman más de 70 los atendidos allí desde 1985, fecha de su creación.

En la actualidad seis son los niños y adolescentes que residen bajo el cuidado de Miriam del Risco, su actual directora y Armín Rivero, subdirector, la mami y el papi de estos muchachos, con edades entre los 9 y 16 años, que conviven con el resto de una familia compuesta por 15 trabajadores y donde todos cuentan con su cuota de amor y protección que los hacen paradigmas de conservación de los derechos humanos, como una de las reconocidas conquistas de la Revolución cubana.

De estos niños: tres hembras y tres varones, dos están incorporados a la enseñanza Primaria, dos a la Especial y dos a la de Secundaria Básica, aunque cuentan con un equipo multidisciplinario encargado de atenderlos en diversas esferas de la Salud y de la Educación, fundamentalmente.

En esta ocasión se recordó a Farabundo Barreras, un niño nicaragüense que permaneció en la Casa durante cuatro años, y a esa otra mamá-directora: Dolores Álamo, Heroína del Trabajo de la República de Cuba, quien por varios años hizo sentir por su sensibilidad sin límites a favor de los niños que consideró sus hijos.

Otra importante oportunidad fue la de escuchar en voz de los especialistas cómo y cuál es el desempeño del Centro de Diagnóstico y Orientación (CDO) Provincial, de la esfera educativa muy vinculado a la de la Salud.

Olga Lidia Núñez, directora del CDO dio a conocer que este tipo de atención está presente en todos los municipios y no es privativa de los menores discapacitados sino que va más allá, o sea, a aquellos que requieren de orientación pedagógica.

El Centro de Equinoterapia Jardín de Sueños, aledaño al Casino Campestre, no podía faltar. Exhibió parte del talento de los menores que acoge, esos que son diferentes, pero muestran capacidad y desenvolvimiento en diversas esferas del arte, y disfrutan de la monta de caballos, todo lo cual les sirve de rehabilitación y, a su vez, para socializar con el entorno.

Los más pequeñines son tratados y recuperados de acuerdo con sus padecimientos, lo que sirvió de regocijo para el grupo de la comunidad científica camagüeyana. En ese entorno campestre, donde priman las bondades de la naturaleza los niños reciben, el abordaje de un equipo multidisciplinario, y una rehabilitación que incluye ejercicios fortalecedores, de logopedia y foniatría, y la familia tiene la posibilidad de conocer cómo tratar y mejorar la calidad de vida de sus hijos.

El grupo de los aficionados a las artes responde al nombre de: Sin barreras, y así, sin exclusión y con mucho amor, tienen la posibilidad de desenvolverse y presentarse ante un público asiduo y diferente que siempre sale complacido y seguro de las bondades de nuestro sistema social.

Unos 178 chicos pasan en la actualidad por las instalaciones del Centro, incluso, algunos sobrepasan los 20 años de edad.

Las unidades Agropecuaria y Avícola, el Taller de artículos para ganadería y la Granja Hortícola del Ministerio del Interior (MININT), sirvieron como colofón a este recorrido de sendos grupos de científicos e investigadores.

Aquí se conoció cada detalle acerca de la fabricación de monturas.

Estos centros se encargan de la producción de alimentos y de asegurar los medios para garantizar las labores ganaderas, destinados a abastecer sus unidades y personal, que incluye, de manera prioritaria, a la población penal.

En cada una de estas sedes se conoció el cumplimiento de sus planes productivos, logrados con eficiencia y confort para sus trabajadores y en la crianza de los animales, lo cual se repite en todas las unidades con tales características en los restantes municipios que les permite autoabastecerse en un significativo número de alimentos, con la excepción del arroz.

Este grupo de la comunidad científica fue informado de cómo hacen ciencia e innovaciones en estos centros y también acerca de que no desaprovechan lo más mínimo que pueda ser reutilizable.

 

Autores: Eduardo Labrada Rodríguez y Olga Lilia Vilató de Varona

Fotos: OLVV

Corrección: Oriel Trujillo Prieto

Comentarios » Ir a formulario

cuquisalud

gravatar.comAutor: Rafael

Cuqui: La ciencia en función de la Ternura

Fecha: 17/01/2012 18:34.


gravatar.comAutor: Cuqui

¡Y qué ternura!, eso es algo muy especial.
Te agradezco tu entrada al blog y tus comentarios.
No te respondí enseguida porque tuve dificultades para hacerlo como siempre.

Fecha: 18/01/2012 10:23.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris