Facebook Twitter Google +1     Admin

En Camagüey: primera cirugía endoscópica de urgencia en Urología

20120702013133-paciente-endoscopia-urgencia-1-leo-jpg.jpg

El Dr. Jeanis muestra la pequeña incisión practicada a Héctor y que le permitió la desobstrucción urinaria. Se le realizó una NPC en el riñón derecho, que hubiera costado unos dos mil 500 o tres mil dólares en otras naciones; y un cateterismo uretral del izquierdo.

En más de una ocasión he escuchado la comparación de tres dolores: el cólico nefrítico, el ocasionado por la apendicitis aguda y el del parto. Como he experimentado en carne propia los dos últimos mencionados, doy fe de que son irresistibles, por eso sé cómo se sentía Héctor León Machado, de 40 años de edad y vecino del municipio de Santa Cruz del Sur, con un agravante que asusta: sus riñones no le funcionaban.

Él llegó al hospital universitario Manuel Ascunce Domenech de la ciudad de Camagüey, Cuba, con una insuficiencia renal aguda obstructiva bilateral y hubo que someterlo a una hemodiálisis, proceder desconocido para él.

No imaginó entonces que se convertiría en el primer camagüeyano en ser sometido, por urgencia, a una cirugía endoscópica, lo cual permitió la derivación de los dos riñones.

Acerca del caso nos argumentó el Doctor Jeanis Rosales Casañola, especialista en Urología y Profesor Instructor de la Universidad Médica Carlos J. Finlay: “Si lo operamos mediante la cirugía abierta convencional nos hubiera permitido derivar un solo riñón, mientras que de esta manera lo hicimos a los dos y el proceder fue terapéutico y diagnóstico porque enfrentaba litiasis (cálculos) radiotransparente en la vía urinaria, o sea, que no son visualizadas por las placas de Rayos X. Estaban alojadas en ambos uréteres (bilateral) y ya sabemos que miden un centímetro.

“Sin embargo, de esta forma lo diagnosticamos y supimos dónde estaban estas ‘piedras’. No tenemos conocimiento de que este tipo de intervención quirúrgica, de urgencia, haya sido ejecutada en las provincias orientales —dijo—, pero sí de forma electiva en nuestro hospital, en Santa Clara, en Matanzas; y en el hospital Hermanos Ameijeiras, el Instituto de Nefrología y el Centro Nacional de Cirugía Endoscópica,  estos en la capital del país”.

El santacruceño recibirá seguimiento médico para determinarse si requiere de esta técnica o no para erradicar sus “piedras” renales.

Mediante la cirugía de mínimo acceso vídeo asistida un mayor auditorio es testigo de qué y cómo se hace desde las aulas. Así los aprendices adquieren las habilidades más rápido.

Otro paciente: Leonel Valdés Ramos, de 47 años, llegó desde el municipio Colombia, de la vecina provincia de Las Tunas, presentaba esta dolencia hace dos años, con litiasis de alrededor de tres centímetros. Confesó que tres veces a la semana acudía al cuerpo de guardia del hospital de su territorio, le suministraban sueros, le aliviaban el dolor, pero esas “piedras” seguían allí. Su intervención fue programada, no de urgencia. Esta intervención cuesta entre cinco mil y diez mil dólares en otros países, en dependencia del rango de la institución.

Ambos recién operados y sus acompañantes tuvieron frases de elogio por los servicios médicos recibidos en la Sala de Urología, la cual sobresale por la profesionalidad de sus trabajadores y el mantenimiento y cuidado del local.

VENTAJAS Y CAUSAS

Todas son ventajas. Desde el punto de vista estético, la rápida integración del afectado a la vida social y laboral, la mayoría egresa a las 48 horas, de ahí el ahorro en los costos y gastos hospitalarios, e incluso, en algunas ocasiones son realizadas bajo régimen ambulatorio.

El Doctor Rosales amplía: “Tenemos 70 operados de Nefrostomía Percutánea (NPC), técnica resolutiva de la uropatía obstructiva (obstrucción del aparato urinario), de estas siete con anestesia local, lo que no significa esté exenta de complicaciones, y hemos tenido buenos resultados”.

Entre las causas que originan este tipo de padecimiento no podemos obviar las genéticas. Los especialistas aseguran que puede ser por una predisposición clínica, trastornos metabólicos, malos hábitos higiénico-dietéticos y la poca ingestión de agua, además por las características de nuestro clima que provoca sudoración, concentrado de la orina y su cristalización.

El Dr. Rosales puntualizó: “Las aguas pesadas, cargadas de sales pueden influir aunque, aclaro, esto no es ciencia constituida”.

Conocimos que la litiasis renal de hasta siete milímetros puede ser expulsada en el tracto urinario superior de manera espontánea. Hay otras técnicas por ondas de choque que no las tenemos en Camagüey, como: la Litotripsia Extracorpórea (LEC), conocida en el argot popular: por golpes de agua. Así son operadas hasta el 80% de las litiasis, solo en La Habana, Santa Clara y Santiago de Cuba.

ANTECEDENTES

El especialista en Urología recibió un Entrenamiento Básico Lumbolaparoscópico (para a través del mínimo acceso abordar la cavidad peritoneal o retroperitoneal) con vistas a tratar las afecciones de las vías urinarias en general, además de un Curso Básico de Endourología, todo en el hospital Faustino Pérez, de Matanzas, a cargo del Dr. Andrés Fernández, lo que nos permitía realizar solo derivaciones urinarias, o sea, Nefrostomía Percutánea (NPC) en los casos de riñones obstruidos.

“Más adelante —puntualizó— recibimos el entrenamiento en Cirugía Lumbolaparoscópica en el Centro Nacional de Cirugía Endoscópica, de La Habana con la Dra. Tania González y estuvimos en uno intensivo de Endourología realizado por el Dr. Mariano Castillo, del hospital Hermanos Amaijeiras, vicepresidente de la Sociedad Cubana de Urología y otro ofrecido por Dr. Octavio de la Concepción Gómez, del Instituto de Nefrología y presidente de la Sociedad mencionada. Estos expertos operaron los primeros casos aquí, junto a nosotros.

“Ya hemos abordado con estas técnicas a alrededor de cien personas con resultados alentadores y algo muy importante, contamos con el apoyo de la dirección del hospital, del capítulo de Urología y de la Sociedad Cubana de Urología. Por eso pensamos que este tipo de intervención; hasta las de urgencia llegaron para quedarse”, aseguró el Dr. Jeanis.

OTRA OPINIÓN AUTORIZADA

El Doctor Fernando Fernández Marichal, especialista de 2do. Grado, Profesor Asistente de la Universidad Médica de Camagüey y presidente del Capítulo Provincial de Urología de la Sociedad Cubana de Urología, y miembro del Capítulo de Cirugía de Mínimo Acceso, mencionó al Grupo Básico de Trabajo dedicado a tan importante y sensible empeño, y que es integrado por los doctores Leidy Cabrera, Brisnel Ventura y Jeanis Rosales.

Se refirió igualmente a que esta es la continuidad de los procederes de cirugías de mínimo acceso que comenzaron en mayo del 2002, entonces a través del tracto urinario inferior.

“Solo me queda incorporar —añadió—  que nuestros jóvenes cirujanos llevan la curva de aprendizaje como corresponde y son muy sacrificados. Ocho horas de trabajo no bastan para enfrentar estas prácticas, los casos nos llegan a cualquier hora, es un reto”.

 

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona

Fotos: Leandro Pérez Pérez

Corrección: Oriel Trujillo Prieto

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Rafael

Oye Cuqui que interesante eso, mira yo se que el tema de las litiasis renales es un mal común en muchas personas. Si se consiguen vías terapéuticas más favorables y menos invasivas es un gran éxito. Sigue contándonos de esas maravillas que a veces pasan y uno ni se entera.

Fecha: 02/07/2012 19:39.


gravatar.comAutor: Cuqui

Rafael:
Sí, es un logro eso de llevarle una mayor calidad de vida a las personas, o mejor, hasta curarlos de algún padecimiento sin tener que pasar por procederes médicos más angustiosos.
Trataré de seguir "cayéndole atrás" a estas cosas.
Gracias por tu entrada al blog y compartir tu punto de vista.

Fecha: 03/07/2012 09:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris