Facebook Twitter Google +1     Admin

Evocación por mis enfermeras, tus enfermeras

20110513061928-copy-of-dia-de-la-enfermeria.jpg

El 12 de mayo se me va de las manos. Ha sido un día en el que me la he pasado pensando en las enfermeras y enfermeros que conozco y no ha sido por gusto sino porque es su Día Mundial. La vida me ha dado el privilegio de estar cerca de algunas de estas personas tan importantes para la vida.

También he pensado en algunas frases que las identifican y no pueden ser otras que: alivian el dolor del que sufre; en las noches caminan como ángeles; están presentes en el inicio y el fin de la vida; y merecen más de lo que reciben. Aunque no son todas las expresiones que las distinguen, estas sí las distinguen, y me olvido de las redundancias.

Es harto difícil mencionar nombres entre 7 180 enfermeras y enfermeros camagüeyanos. De cualquier manera  lo haré con quienes conozco por razones de trabajo o de otra índole y sin un orden de importancia personal. Treinta fueron homenajeados en esta ciudad.

Estar cerca de Irma de Varona y Luisa Hidalgo, fundadoras del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech hace 49 años, constituye hasta un elogio hacia uno mismo. Ambas han sido consagradas, humanas y amigas de sus amigas, todos lo dicen y lo sé. Irma estuvo en Angola y Luisa lleva aún sobre sus hombros la noble misión aquí, con los suyos.

Olenia Tartera, era jefa de su Sala de Cirugía del hospital mencionado cuando yo estudiaba en el Preuniversitario Álvaro Morell, el del Casino. Entonces me operaron de apendicitis y ella se encargaba, sin conocerme porque lo hacía con todos, de mantener aquello como Dios manda: en silencio, con una limpieza impoluta y una disciplina que hasta el médico más renombrado respetaba sus reglas. Hoy trabaja en el Centro Oftalmológico de esa institución, después de regresar de Venezuela, ¡suerte que tuvieron esos venezolanos!

En esos días de ingreso conocí a Juanita (no sé su apellido), pero eso no importa. Provenía del municipio de Florida y comenzaba en esos difíciles menesteres. Era tan dulce, atenta y dedicada que parecía ser de mi familia. Más nunca he sabido de ella.

La vicedirectora provincial de Enfermería, Margarita Piñeira, con dos años de labor en Etiopía transpira vocación y amor hacia lo que hace y defiende; Miriam Novoa, vicedirectora de Enfermería en el hospital clínico quirúrgico Amalia Simoni, también de esta ciudad, con 41 años de experiencia disfruta ahora de vacaciones en su legendario Camagüey para regresar al estado de Guárico, de la República Bolivariana de Venezuela. Está entre las 478 enfermeras y enfermeros que ofrecen sus servicios en 51 naciones.

Muy cercana a mi vida he tenido a Digna Mateo, madre de dos de mis sobrinas, una de estas: Grétel, mi hija-sobrina. Venida desde Santa Cruz del Sur, ha sido una excelente profesional que asumió la atención de mi padre cuando más la necesitó. Hoy en día es una de las radicadas en consultorios de médicos de la familia citadinos.

Y qué decir de esa buena estrella que tengo con mis vecinas. Entre ellas Clarita Ramos, a punto de regresar a Guinea Ecuatorial donde presta su asistencia desde hace un año, es quien, a cualquier hora me inyecta y me “conversa” para sacar las migrañas de mi majadera cabeza; lo mismo me ocurre con Nelda Fuentes, dulce y atenta como pocas personas. Ella estuvo en Yemen y luego en Qatar; ahora cumple su misión aquí, al frente de su hogar con sus tres hijos, pues su esposo,  médico especialista en Cardiología, ofrece sus servicios en Guyana.

Quizás se pregunten ¿y los hombres?, también los hay; sin embargo, no son la mayoría. De todas formas con unos pocos como Raúl Morales y Reynaldo Guevara, quien ya volvió de Bolivia, me conformo.

Si Florence Nightingale, nacida un día como hoy, pero hace 186 años, conociera a todos estos y más, estaría orgullosa de los frutos recogidos hoy de esa semilla que sembró y por la cual ha sido considerada la madre de la enfermería moderna.

Estas, mis enfermeras y enfermeros, pueden ser los tuyos en cualquier rincón del mundo donde los necesiten, ya sean licenciados, master o no, por eso no me detuve en tales aclaraciones. Lo más importante es que siempre están allí, donde y cuando se les necesitan, sin detenerse por ser de noche, fin de semana o día feriado, para estos profesionales que visten impecablemente de blanco, lo más trascendental somos tú y yo.

 

Texto y foto: Olga Lilia Vilató de Varona

Corrección: Oriel Trujillo Prieto

Comentarios » Ir a formulario

cuquisalud

gravatar.comAutor: Carlos

Gracias por las fotos. Increible!!! Todo el mundo me decia que la ciudad estaba destruida y lo que veo en las fotos es precioso. La calle Maceo es un bulevar con piso de granito, se parece una callecita del downtown Disney de Orlando. Donde esta el Hostal en la piceria del Gallo?
Muy lindas en general. Espero que puedas poner mas. Los camjilones, Santa Lucia, etc.
Yo estoy preparando viaje para el proximo ano. Antes quiero ir a europa, pero la proxima es a Cuba. Me muero por ir a Varadero y a Camaguey

Fecha: 24/05/2011 08:40.


gravatar.comAutor:

Hola Carlos:
Me alegra te hayan gustado las fotos. Realmente ese no es mi fuerte, pero
cuando uno se motiva con una cámara en mano puede lograr cosas bonitas.
Sí, el Hostal es el de la Plaza de El Gallo.
Mi intención es mantener estas unos días y después reemplazarlas por otras y
así, siempre con la primera allí, o sea, la del Parque Agramonte. Hasta
ahora solo son ideas, ya veremos.
Lo de la Calle Maceo fue una inversión tremenda y valió la pena, quedó muy
acogedora.
La verdad es que disfruto mi ciudad y la encuentro preciosa como tú dices.
Gracias mil por visitar mi página y por escribir.



----- Original Message -----
From: "Blogia"

Fecha: 24/05/2011 09:59.


gravatar.comAutor: Carlos

Felicidades! No sabia que las fotos eran originales tuyas. Estan muy profesionales. Una sugerencia, no las quites del todo; crea un archivo donde se pueda ir de vez an vez a recordar.

Fecha: 25/05/2011 09:08.


gravatar.comAutor:

Mil gracias por tus felicitaciones. Realmente puedo poner fotos de mis
compañeros de trabajo que son excelentes; sin embargo, preferí hacerlo con
las mías. Soy una principiante y con una cámara nada profesional, pero al
fin y al cabo son mías. Fíjate en la primera de las fotos que escribí: Mi
ciudad desde mi lente, una manera sutil de decirlo.
Otra vez gracias por mantenerte al tanto.



----- Original Message -----
From: "Blogia"

Fecha: 26/05/2011 09:31.


gravatar.comAutor:

Ah, se me olvidaba. Tendré presente tu sugerencia de crear el archivo,
trataré de lograrlo. Estas fotos las tengo en Flickr, pero habría que ver la
capacidad para mantenerlas.
Un saludo.





----- Original Message -----
From: "Blogia"

Fecha: 26/05/2011 09:37.


gravatar.comAutor: Justo de Lara Abad

Bello articulo de una bella periodista para una bella profesion.
Muy sacrificadas pero tienen la posibilidad como ninguna otra profesion de estar muy pegada al dolor ajeno y en sus manos ayudar al sufrimiento y con una sonrisa y un cuidado grande obtener los mejores resultados. Entre las que resaltas estan Olenia, que no dices que fue una brillante jefa de enfermeras del hospital de mi vida, el Manuel Ascunce; a Margarita muy buena alumna mia en cuidados intensivos y a Nelda que tanto amor tiene para atendernos a todos, lo mismo que a todos en su casa, como a todos en nuestro edificio. Muy agradado por tu articulo.
Besos para ti y todas las enfermeras que mencionaste y a todas las mas de miles que mencionas.

Fecha: 26/05/2011 21:47.


gravatar.comAutor:

Amigo: Gracias por tus lindas palabras, aunque inmerecidas, porque la
enfermería es una profesión que va más allá de todo halago. Creo que nunca
podremos retribuir en toda su magnitud lo que las enfermeras y enfermeros
merecen. Ese es un personal de la Salud muy sacrificado y como tú mismo
dices muy cerca del dolor ajeno que se encarga de mitigarlo.
Traté de hacer este trabajo apelando al recuerdo. Sé que Olenia fue una
brillante jefa de ese servicio en tu querido hospital universitario Manuel
Ascunce, pero como siempre viene a mi mente esa época en que estuve operada
de apendicitis, cuando la conocí en plena faena y era tan eficiente preferí
dejar constancia de ese testimonio.
También leíste cómo describí a Nelda, que pienso, hay pocas con esa dulzura
que desborda y tú lo sabes mejor que nadie, pues siendo su esposo y estando
tan lejos de ella sabes que tienes la retaguardia bien cubierta como mismo
lo hiciste tú al encontrarse ella en Qatar. Por eso los admiro más.
Besos para ti también y mil gracias por escribir.

----- Original Message -----
From: "Blogia"

Fecha: 26/05/2011 22:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris