Facebook Twitter Google +1     Admin

Fractura de cadera hasta se demuestre lo contrario

20180529202327-fractura-de-cadera-hasta-se-demuestre-lo-contrario.jpg

No es natural asistir a una consulta médica a causa de una fractura de cadera; sin embargo, considero oportuno abordar el tema, al que cada vez se enfrentan más los médicos en los cuerpos de guardia. ¿Las razones?, si puede evitarse, y ¿qué hacer si es inminente?, son respuestas que encontrará en una voz autorizada, la del Doctor en Ciencias Médicas Alejandro Álvarez López.

El también especialista de Segundo Grado en Ortopedia y Traumatología, Profesor Titular, del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, creyó oportuno mencionar que hay un grupo de lesiones en el sistema musculoesquelético que son más propensas a sufrir fracturas por más desgastes, a lo que se conoce como osteoporosis (afección en la que los huesos se vuelven delgados y débiles).

¿Cuáles son esas zonas?

Las del tercio proximal del húmero, el tercio distal de la muñeca, el tercio distal del fémur y en este caso la cadera, que es el tercio proximal del fémur, donde las fracturas son muy frecuentes.

Al caer la persona, ¿ya la cadera está fracturada?

Cuando la persona cae ya la cadera llega fracturada por ser esa un área osteoporótica donde no hay fuerza suficiente para garantizar la estabilidad de la articulación y el mismo mecanismo de torcedura y los músculos de su alrededor producen el rompimiento; también pudiera ocurrir por un trauma directo, o sea, un golpe, pero es menos común..

Hay dos tipos de fracturas de cadera: las introcapsulares (dentro de la cápsula articular), y las extracapsulares (aquellas en las cuales el rasgo de fractura queda por fuera del plano de inserción de la cápsula); el tratamiento de ambas es diferente, aunque la manera de presentación es muy similar”.

¿Se tienen estadísticas del predominio, según el sexo?

El sexo femenino es siempre más afectado.

¿Por qué?

Por razones anatómicas. La mujer sufre más de la osteoporosis por procesos postmenopáusico y la posición en varo de sus caderas (son hacia adentro), y el envejecimiento.

¿Por qué el envejecimiento si en ambos sexos se llega a esta etapa de la vida?

Es que la mujer vive más que el hombre y a más posibilidades de alargarse su vida, también aumenta la de padecer de fracturas.

¿Qué influye más en que una persona llegue a padecer de esta fractura?

Uno es el envejecimiento poblacional y sobre este no podemos actuar, todo lo contrario, ese es uno de los logros de la Salud Pública cubana; otro es la osteoporosis.

¿Hay alguna posibilidad de luchar contra la osteoporosis?

Puede evitarse o alargar el tiempo de su aparición con una dieta adecuada de Calcio, vitamina D, tomar el sol para fijar las vitaminas, y en los casos requeridos están los alendronato (medicamentos para tratar y prevenirla).

A medida que uno envejece, el cuerpo puede reabsorber calcio y fósforo de los huesos en lugar de conservar estos minerales allí, lo cual provoca que los huesos sean más débiles.

La pérdida ósea se produce cuando se reabsorbe más hueso viejo que el creado.

En Camagüey se hace un examen altamente sensible, que es la densitometría ósea (para determinar la densidad mineral ósea y sirve para el diagnóstico de la osteoporosis); se realiza en el hospital clínico quirúrgico Amalia Simoni. Mediante ese proceder se conocen las zonas más afectadas por la dolencia, determina el grado en que se encuentra, y de acuerdo con ese resultado puede accionarse tanto desde el punto de vista social como farmacológico y así evitar las caídas”.

Hemos abordado el envejecimiento, el sexo y la osteoporosis, ¿hay alguna otra causa, por ejemplo, de índole social?

Por supuesto, en ocasiones el anciano se queda apartado, en otras no se le presta toda la atención; se ha comprobado que el activo en círculos de abuelos, en programas comunitarios, o tiene una interacción cotidiana, sufre menos fractura de cadera, simplemente porque se siente con mejor ánimo, no está deprimido y mantiene un tono muscular adecuado por la actividad física.

Otras cosas a tener en cuenta en las personas de la tercera edad son los problemas visuales, auditivos, el control de enfermedades de base como la hipertensión, enfermedad crónica de pulmón porque disminuye el nivel de oxígeno, las cardiopatías..., que pueden llevarlos a las caídas.

Los viejitos no salen a menudo a la calle, no se exponen al sol y no fijan las vitaminas y deben hacerlo al igual que los bebés, temprano en las mañanas”.

¿Podemos considerar factores ambientales?

Desde luego y los encontramos en los hogares y fuera de estos. En sus casas, que es donde ocurre la mayor cantidad de fracturas de caderas porque no salen a menudo, lo primero a tener en cuenta es que quien tiene en su casa a un anciano debe mantener una luz encendida a cualquier hora; no descuidarse con pisos mojados ni resbalosos, esos baños lindos, pero resbaladizos, son verdaderos asesinos para los ancianos; y con las llamadas barreras lo mismo, hay que quitarlas del camino al baño, por ejemplo, todo lo que le impida deambular sin tropiezos, porque a esas edades se le añade que se levantan medio dormidos. Los obstáculos fijos son los menos peligrosos porque, por lo general, ellos saben dónde están, mientras los móviles constituyen un grave problema y ocurre con los perros o los gatos de casa. Hay que prescindir de los animales domésticos donde habitan ancianos, y lo mismo con los juguetes de los niños en el piso.

Fuera del hogar hay que trazar estrategias desde el punto de vista social, arquitectónico, y en nuestras calles el peligro está, nuestra ciudad es una ciudad para jóvenes y niños, y me refiero a las altas aceras, los postes en medio de estas, y así un sinfín de tropiezos; es bueno tener en cuenta que debemos prepararnos, ahora hay viejitos, pero dentro de unos años habrá más porque el envejecimiento de la población aumenta y habrá más peligro de caídas y además de lo que hemos hablado, hay que tener en cuenta nuestra expectativa de vida, similar a la de países altamente desarrollados y la sociedad tiene que prepararse desde el punto de vista arquitectónico para tal situación de salud que ya va siendo un hecho”.

¿Cómo deben ser los ejercicios en los ancianos antes de padecer de fracturas?

Muy específicos, no todos, incluso, nunca bruscos con la cabeza, eso puede provocarles caídas.

Si todo lo anterior falla y se produce la fractura de cadera, ¿qué hacer?

No demorar. El paciente debe ser conducido al hospital lo antes posible, observar si hay un acortamiento de una pierna al compararla con la otra y si el pie rota hacia afuera, aunque no siempre pasa esto último; no obstante, el acortamiento y el dolor sí están presentes y mientras no se demuestre lo contrario es una fractura de cadera. En Cuba está muy bien estructurado un programa para este tipo de afección que incluye al 90 % de los pacientes para ser operados antes de las 24 horas, y esto es cierto; sin embargo, el afectado debe ir al quirófano en condiciones óptimas. El programa es una guía, no una horma, hay excepciones y particularidades, y el médico debe ser capaz de lograr que esa persona sea interconsultada por otros especialistas como clínicos, anestesiólogos, cardiólogos, neumólogos...

Una vez analizado su estado se somete a la intervención quirúrgica, la cual es peligrosa; no podemos decir que es simple, radica en operar a un anciano, con un trauma, muchas veces con más de una enfermedad asociada, se le suministra anestesia y se trabaja en un hueso con osteoporosis. Imagine a una madera con carcoma, usted la ve muy bien y cuando la toca se hunde, así pasa con ese hueso que torna más difícil el tratamiento quirúrgico, tiene que colocar tornillos y por esa misma causa estos se aflojan, carecen de un buen sustento.

"La familia desempeña un papel vital. Si es estudiado y está apto para ser intervenido se le consulta a esta y bajo consentimiento informado, lo aprueba o no. Se le dice cuáles son los beneficios y también las complicaciones mínimas y las mayores que puede ser hasta la muerte, y tiene que ser una decisión muy bien tomada, bajo la seguridad que los desenlaces fatales no son los más abundantes, y si hay factores de riesgo y el viejito no se opera estos actúan más rápidamente con el encamamiento y entonces la expectativa y calidad de vida es peor cada día. Luego de ser operado puede sentarse, se alivia el dolor, el ánimo mejora y puede o no empezar a caminar en dependencia de las condiciones y cuidados.

Eso sí, reitero, si el anciano no se opera llegan las complicaciones propias muy rápido como son: las neumonías, escaras, infecciones urinarias y estas lo llevan definitivamente a la muerte”.

¿Cómo trasladarlo al hospital?

En lo que se pueda, el transporte no lo empeorará.

¿En un paciente fracturado se utilizan las prótesis totales?

Por lo general se utiliza una artroplastia parcial. Hay indicaciones específicas para la total y casi siempre son en intervenciones electivas, estas no son de urgencia y puede ser para un viejito o no, pero no de urgencia, pues se requiere de un equipo médico muy bien entrenado y de materiales que no siempre están a la mano.

¿La parcial cómo funciona?

No se sustituye totalmente la articulación, solo la parte del fémur fracturada. Esto lo decide el equipo médico.

Cuando no es operado, ¿qué tiempo debe estar sin moverse?

Meses, hasta que el cayo óseo se organiza y comienza a presentarse cierta estructura.

Al ser operado, ¿qué papel queda en manos de la familia?

Ese es otro proceso. Al día siguiente de operado se le indican exámenes complementarios, mediante radiografías se comprueban las posiciones de los implantes y 24 horas más tarde recibe el alta hospitalaria. Al llegar a la casa se adoptarán medidas para evitar las complicaciones propias de la convalecencia, es decir los ejercicios respiratorios, movilización de extremidades no afectadas para evitar la rigidez articular y que no pierda el tono muscular, evitar las enfermedades debido a la actividad física disminuida.

Hay que estar pendiente de su higiene y cuidado, movilizarlo en la cama, sentarlo aunque le duela. Nada de cama todo el tiempo, las sábanas bien limpias y estiradas, darle masaje en los puntos de apoyo, virarlo de lado, algo que no puede hacérsele si no se opera.

Después de una fractura de cadera, ¿hay algún indicativo de volver a sufrirla?

En un 50 % de los casos.

¿La rehabilitación siempre se consigue?

En la mayoría de los casos y tiene que ser desde el momento de la operación. Están vinculados a este proceso tanto el médico a la hora de las indicaciones y decisiones postoperatorias, el rehabilitador y la familia, y esta lo logra con mucho amor y dedicación.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Foto: Leandro Pérez Pérez

Nota: Publicada el 21 de julio del 2016, en Adelante digital.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris