Facebook Twitter Google +1     Admin

Pinceladas del Congreso: “Me encuentro a una ciudad restaurada”

20150927192628-pinceladas-del-congreso-me-encuentro-a-una-ciudad-restaurada.jpg

En la foto, la doctora Celia y el ingeniero Paolo, en su stand en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, de Camagüey.

Si digo que sé algo de Medicina, y en especial de la Ortopedia y la Traumatología estaría mintiendo. Lo que sí aprendí por estos días es que hay muchas, pero muchas personas en el mundo empeñadas en mejorarles las vidas al prójimo en este campo.

El informar día a día lo que ocurría en el XXVI Congreso Internacional de la Sociedad Cubana de Ortopedia y Traumatología, en Camagüey, Cuba, no da toda la posibilidad de describir lo vivido. Hay que redactar rápido, entregar y publicar en nuestro diario, que hace algunos años es en soporte digital. El impreso, una vez por semana: el sábado

El paso de los años trae consigo experiencia y eso ocurre en todos los fenómenos de la existencia humana; es por eso que en la Feria concebida dentro del entramado del cónclave firmas de empresas extranjeras y cubanas encargadas de producir instrumentales quirúrgicos, tecnología y dispositivos mecánicos empleados en la rehabilitación de los pacientes de cualquier edad, encontráramos stands, que parecían, al menos para mí, tan neófita en el asunto, que exhibían “aparatos”, y no lo digo así de manera despectiva, todo lo contrario, de ciencia ficción.

O sea, ya la Ortopedia y la Traumatología —y en el resto de las especialidades médicas tampoco— no se concibe sin la apoyatura de tales artificios, todos para realizar cirugías menos invasivas, o inmovilizar las partes afectadas en el tiempo justo sin la más mínima demora, en fin, para que el paciente sufra lo menos posible y se recupere y reinserte a la sociedad rápidamente.

Me extasié en cada uno de los stands, y por razones equis, disfruté de una conversación que dio pie a la mía. Era la doctora Celia Cordero, consultante de CEPAMED, una empresa radicada en Panamá. Era tal su vehemencia, no solo por exponer las bondades de lo que traían, sino por tratar de beneficiar a Cuba que llamaba la atención.

Al intercambiar las primeras palabras supe el porqué, es cubana. Esa compañía está presidida por el ingeniero Paolo Mauti, su esposo, y ambos aseguran que cumplen con su slogan: “La calidad de nuestros productos siempre supera el precio”.

El pretexto de nuestra conversación estuvo signado por opiniones que la doctora Celia ofrecía, las cuales me confirmó: “Desde el 2008 a la fecha asisto cada año a los congresos de Cuba-Italia de cirugía en general, lo mismo celebrados en este país que en otros, y para mí, este de Ortopedia y Traumatología, el que estamos viviendo ahora en Camagüey, ha sido el mejor de todos.

“Esta edición 26 de Ortopedia... superó nuestras expectativas y tomo como referencia los anteriores. La organización es de excelencia, nos tratan muy bien y qué decir de Camagüey, me encantó. No la conocía y me encuentro a una ciudad restaurada, a cargo de la Oficina del Historiador, todo con un gusto muy especial”.

CEPAMED es una empresa panameña que dentro de su objeto social incluye el sector de Salud, o sea, comercializa sus producciones en todas las especialidades médicas y representa a 26 fábricas europeas. Desean expandirse por otras naciones latinoamericanas, pues hasta ahora solo están en Panamá, Ecuador y Cuba.

Autora: Olga Lilia Vilató (Cuqui)

Foto: Otilio Rivero Delgado

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris