Facebook Twitter Google +1     Admin

Pequeños, pero grandes luchadores y vencedores...

20160301211256-pequenos-pero-grandes-luchadores-y-vencedores...jpg

                                            El Dr. Juan Carlos en consulta.

El tema del cáncer ha sido abordado con mayor frecuencia, debido a fechas dedicadas a luchar contra la enfermedad a nivel mundial. En Cuba, los días devinieron jornada que comenzó el 4 de febrero Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, hasta el 19 de marzo, con la Maratón por la Esperanza Terry Fox (1959-1981); de ahí que el tema sea recurrente, incluso, por la importancia que reviste el ser esta, o sea, el cáncer, la primera causa de muerte en la provincia de Camagüey.

CON LOS NIÑOS...

El hospital pediátrico provincial Eduardo Agramonte Piña ha llevado a la comunidad una visión esencial de la Oncopediatría, además de ser Centro de Referencia Territorial, o sea, sus servicios llegan hasta los niños de las provincias de Ciego de Ávila y Las Tunas.

Cada año son diagnosticados en el mundo alrededor de 260 000 nuevos casos de infantes con cáncer, con una tasa estimada de 12 por cada 100 000 habitantes. En Cuba se registra un promedio anual es de 300 nuevos enfermos en edades pediátricas, y en Camagüey alrededor de 30.

De los niños con cáncer detectado en los paises industrializados sobrevive el 80 %; mientras del total de niños afectados en el mun do, el 80 % radica en los subdesarrollados.

En Cuba sucede algo llamativo. El cáncer es la segunda causa de muerte en los pacientes entre 5 y 14 años de edad, y la tercera en los de uno a cuatro, antecedida por los accidentes en ambos grupos, comportamiento similar al de los países desarrollados, precisamente por el control de las infecciones, de la desnutrición grave y las medidas de prevención, para las cuales hay todo un Programa de Atención Primaria de Salud (APS), con el actuar de los médicos y enfermeras de la familia como pilar fundamental.

El resultado de la terapéutica del cáncer en los niños en los últimos 30 años ha sido muy buena por las terapias combinadas, sobre todo las quimioterapias citotóxicas en esquemas cada vez más efectivos y por las medidas de soporte. Cuando se diagnostica precozmente la supervivencia es mucho mayor.

En esta panorámica, ofrecida por el destacado Pediatra y Profesor Manuel Oliva Palomino, sobresale la opinión de que las características en el cáncer en edades pediátricas son infrecuentes, no determinadas por hábitos dietéticos, ni otros mencionados en caso de las personas mayores; y el Profesor Juan Carlos Arranz Pozo, al frente de la Sala de Oncología en ese hospital infantil, mencionó las probabilidades hereditarias y de infecciones virales como factores desencadenantes.

En la provincia se ha optimizado el contenido de post-grado en Pediatría, en Medicina General Integral (MGI), y en todos los campos de la cirugía como una manera de enfrentar este problema de salud, y enseñar en Pre y Post grados que la suspicacia diagnóstica es vital para una detección oportuna de esta afección.

Todo lo anterior lleva a la necesidad de un diagnóstico temprano, atender a los pacientes en su área de Salud, cerca de su hogar y, en caso necesario, ofrecer en la APS la atención paliativa. Para preparar a los profesionales y técnicos del sector de la Salud, no falta la capacitación formal, pero tampoco la del día a día, en el propio trabajo cotidiano y lo que se ha dado en llamar el aprendizaje en la acción, sin descuidarse el desarrollo de las investigaciones.

El Profesor Juan Carlos Arranz Pozo, dio a conocer que ha sido un propósito indispensable llevar el conocimiento acerca del cáncer en edades tempranas hasta la APS y fortalecerlos en la Secundaria (hospitales) y que la rehabilitación forme parte de la recuperación del paciente, en quienes se presentan más a menudo las leucemias, linfomas y tumores del Sistema Nervioso Central (SNC).

Él mencionó toda una cadena de atención que incluye en la comunidad al médico y la enfermera; en la policlínica al pediatra y al Grupo Básico de Trabajo; en cada municipio a un pediatra entrenado; a nivel provincial a su hospital con la variante de atención ambulatoria también; y en caso preciso los institutos especializados en la capital del país.

El Dr. Arranz puntualizó cómo la supervivencia y hasta la curación en los niños con cáncer está relacionada también con el uso de vacunas terapéuticas con resultados reconocidos en tumores de difícil manejo, y aseguró que esta ha dejado de ser una enfermedad mortal para convertirse en una muy grave, pero potencialmente curable y añadió que a pesar de las limitaciones económicas y de todo tipo la Oncología pediátrica ha sido esencial y priorizada por el Sistema de Salud cubano, con la salvedad, de que no disponemos aún de prótesis ortopédicas ni oculares modernas, como consecuencia del bloqueo impuesto por los Estados Unidos, que limita, en esos casos, una calidad de vida superior a quienes las necesitan.

DOS TESTIMONIOS...

Nayla y Miriala.

 

Nayla Alba Quintana tiene 14 años. Reside en el municipio de Florida y fue operada de un teratoma de su ovario izquierdo en junio del 2015. Ella está en 9no. Grado y como se enfrentó a los sueros citostáticos sus maestros le ofrecen sus clases en casa. No ha dejado de estudiar, su evolución ha sido favorable y muy sonriente dijo: “Me siento bien”. Miriala, su mamá, es enfermera y comentó que su hija ha sido muy bien tratada. Resaltó la consagración de los profesionales de la Salud que intervienen en el proceso y en especial la labor del Dr. Juan Carlos, ese, que según su hija lleva hasta una flor a sus niñas.

 

Yelabelkis en los brazos de Aliuska.

 

En el mismo cubículo estaba Yelabelkis Cabrera Pineda, de 10 años, quien sufre una recaída de su afección que apareció con apenas tres años. Cursa el 5to. Grado y también recibe sus clases de un maestro ambulatorio. Vive en la carretera de Florida y Aliuska, su mamá, se siente agradecida por los servicios recibidos, quien nos asombra con que tiene dos hijos más y hasta un nieto. Esta joven abuela nos comenta que el Dr. Arranz ofreció su dirección, teléfono particular... y: “Está ahí en cuanto uno lo necesita”. Llegamos a la conclusión de que él acompaña a sus niños a ser vencedores por la vida.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Fotos: Orlando Durán Hernández

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: nancy

ES EL DOLOR MAS GRANDE QUE PUEDA SENTIR UNA MAMA VER SUS HIJOS ENFERMOS

Fecha: 02/03/2016 07:14.


gravatar.comAutor: Cuqui

Hola Nancy, en efecto, tienes razón, es algo tremendo e incomparable, mira que se sufre.
Gracias por tu comentario, mis cariños...

Fecha: 02/03/2016 11:42.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris