Facebook Twitter Google +1     Admin

A 50 años de la primera vez, Cuba vuelve a Perú

20200630234146-a-50-anos-de-la-primera-vez-cuba-vuelve-a-peru.jpg

A la llegada a Ancash fueron recibidos en Chimbote, provincia del Santa, región Ancash, por el Gobernador Juan Carlos Morillo y autoridades de la dirección de salud de diversos niveles y otros funcionarios de la gobernación.

Perú fue uno de los países en solicitar cooperación a Cuba para enfrentar la pandemia de la COVID-19 y en la madrugada del 4 de junio último arribó a ese país la Brigada Henry Reeve, entrenada para enfrentar situaciones de desastres naturales y grandes epidemias. Al frente de esta se encuentra el Dr. Raudel Vargas Olivera, camagüeyano que ofreció sus impresiones a Adelante, vía Internet, quien dio a conocer que la brigada está integrada por 85 colaboradores de 14 provincias, y agregó:

Nos encontramos desplazados en cuatro regiones, Ancash (27), Arequipa (26), Moquegua (16) y Ayacucho (16), solo no tenemos representación de Sancti Spíritus y el municipio especial de Isla de la Juventud. En mi caso estoy ahora en Ancash y desde aquí hago las coordinaciones correspondientes a la brigada en este país”.

¿Cuántos son de Camagüey?

Somos cinco: los doctores Amalia Ramírez Campins, (Pediatra); Alain Crespo Rodríguez, (Clínico); Roberto Juan Marrero Aliaga, (Medicina General Integral, MGI); y la Licenciada en Enfermería Maydel Bello Angeri

¿Cómo está integrado el grupo desde el punto de vista profesional?

La fuerza cuenta con 50 médicos (dos neumólogos, cuatro clínicos intensivistas, cuatro epidemiólogos, cuatro pediatras, cuatro intensivistas, dos anestesiólogos, y los restantes MGI) y 35 Licenciados en Enfermería, en su mayoría intensivistas.

¿Es numeroso el grupo de mujeres?

Si claro, son nuestras heroínas, están en la primera línea de combate y son 44 distribuidas en las regiones de Arequipa, Moquegua y Ayacucho, y le añado que los 41 hombres, 27 estamos en Chimbote, ciudad más poblada de la provincia de Santa, región o Departamento de Ancash.

El Dr Raudel Vargas, de frente, cuando eran recibidos.

¿Partieron de Cuba con tiempo determinado?

Por tres meses, pero estaremos el tiempo que sea necesario, si el Gobierno y el Ministerio de Salud peruanos lo estiman conveniente, el pueblo lo va a agradecer, de eso estamos seguros.

Otra imagen de la llegada de la Brigada.

¿Qué puede relatarme del día de la llegada a ese país y cómo fue la acogida de los nacionales?

Fue muy emotiva nuestra llegada, imagínese, 50 años después del terremoto de 1970, el que prácticamente destruyó a la ciudad de Huaraz, capital del Departamento de Ancash, pues por esos días llegó la primera Brigada Médica Cubana a Perú, como parte de la ayuda humanitaria que Cuba ofrece, incluso, las 150 000 donaciones de sangre ofrecidas por los cubanos de manera voluntaria, entre ellas la del Líder Histórico Comandante Fidel Castro, quien fue el primero en donar su sangre entonces para favorecer a las víctimas de ese desastre de la naturaleza.

Es por eso que los propios habitantes del pueblo ancashino, manifiestan que en ellos corre sangre cubana.

Estamos en Chimbote y no en Huaraz porque esta ciudad es la más complicada de la región y estamos en el frente de batalla y en la primera línea de contención de la pandemia, en lucha constante junto con los profesionales de la Salud peruanos.

Nos han acogido muy bien, tanto las autoridades del Ministerio de Salud, (MINSA), como por parte de los gobiernos regionales, encabezados por sus gobernadores, todos nos están dando el apoyo necesario para desarrollar nuestro trabajo, se han logrado insertar nuestras brigadas al sistema de salud peruano, y se desarrolla un intercambio fructífero con los profesionales de la salud de esta nación, además, reconocen el alto prestigio de la medicina cubana y su inigualable experiencia en la Atención Primaria de Salud.

Ofrecemos asesoría donde nos lo solicitan, sobre todo en el área de la epidemiologia, la medicina familiar, la neumología, entre otras especialidades y somos fieles a la hora de respetar los protocolos de actuación establecidos en el país para la atención a la COVID-19. Sin dudas, se fortalece la amistad entre los pueblos y aunque algunos se manifiestan inconformes con nuestra presencia, la mayoría nos aplaude y preguntan por el tiempo que estaremos aquí.

Nosotros respondemos: ‘Por el tiempo que sea necesario, mientras nos necesiten estaremos en la primera línea de combate, dando lo que tenemos y no lo que nos sobra, dando solidaridad, altruismo, desinterés, profesionalidad, respeto al ser humano y consagración al servicio público, porque somos servidores públicos al servicio de la humanidad’, porque ese es nuestro único propósito”.

En las pesquisas casa a casa.

¿Cuál fue situación encontraron ante la COVID-19 y cómo se manifiesta la situación?

Muy complicada a nuestra llegada y hasta el 24 de junio, por ejemplo, eran 260 810 los casos positivos y 8 404 fallecidos, con una letalidad de 3,22 %; en Ancash, son 7 347 los confirmados, con 431 fallecidos y la letalidad de 5,87%; Arequipa 5 981 enfermos por esta causa, 188 fallecidos y la letalidad de 3,14 %; en Ayacucho son 1 569 positivos, con 16 fallecidos; y en Moquegua 864 positivos, estos dos últimos con una letalidad de 1,03 %; sin embargo, hay sub registros porque no todos los pacientes acuden a recibir atención y muchos fallecen en sus casas, algo que complica aún más la situación.

A pesar de los 100 días de cuarentena sigue diagnosticándose un gran número de casos cada día y en algunas regiones como Arequipa están incrementando sus contagiados rápidamente en estos momentos. En Lima, la capital, con gran complejidad acumula 147 372 personas con diagnóstico de la COVID-19, y reporta 3 855 fallecidos. Perú tiene 10 588 pacientes hospitalizados, de ellos 1 161 en cuidados intensivos, de un total de 1 323 camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en el país, lo cual indica que solo hay disponibles 162 con ventiladores, las UCI siguen colapsadas, o sea, que la situación no puede estar más complicada, y ahora con la reapertura de los comercios, mercados y los vendedores ambulantes y con una economía donde los comerciantes informales agrupan a más de un 70 %, es lógico que se incremente el riesgo de contagio.

Como es lógico el Ministerio de Salud aquí, pide a la población disciplina y cumplimiento de las medidas de aislamiento, lavado de las manos contantemente y uso de mascarillas para tratar de evitar un rebrote y disminuir la cantidad de enfermos.

Es en este complejo escenario en el que labora nuestra Brigada Médica en Perú, por supuesto, desarrolla sus acciones integrales de salud, mediante la contención en la Atención Primaria de Salud (APS) y en la humana misión de salvar vidas en el segundo nivel de atención, tanto en las UCI, como en salas de hospitalización de la COVID-19”.

¿Cuál es el desempeño de los integrantes de la brigada Henry Reeve y si hay algunos en zona roja?

En la Atención Primaria de Salud, en barrido casa a casa, en puestos de salud, en el diagnóstico de casos, seguimiento a enfermos de COVID-19 en sus casas presencial, en la entrega de medicamentos, en el pesquisaje casa a casa, la toma de temperatura, procederes de enfermería y en zona roja en centros de hospitalización de casos positivos, la mayoría graves y en las terapias intensivas, en todos los casos bajo el precepto de salvar vidas.

El Dr. Eugenio Sollet Soto, Neumólogo de La Habana, con una de sus pacientes.

Como ya mencionamos, Cuba lleva muchos años con presencia de médicos en ese país, ¿Perciben muestras de agradecimiento y respeto?

Desde que llegamos a Perú hemos recibido grandes muestras de cariño y gratitud, que no recibimos de modo personal, porque sentimos que son para el pueblo de Cuba, para nuestro Líder Histórico, nuestro Comandante en Jnefe Fidel Castro, para Raúl, para el Presidente Miguel Díaz-Canel, nuestro Ministro de Salud Pública, el Dr. José Ángel Portal Miranda y para todos los trabajadores de la Salud en Cuba.

Debo destacar sobremanera el apoyo recibido por la Asociación de peruanos graduados en Cuba, médicos e ingenieros en su mayoría, que agradecen todo lo que representa la Mayor de las Antillas en su formación y que son, en su mayoría, continuadores de los principios de nuestra medicina, en la que fueron formados y la Organización de Solidaridad con Cuba a través de sus casas al efecto en las diferentes regiones que dan muestras del cariño y nos agradecen todos los días nuestra presencia.

Sabe lo convulso que está el mundo y siempre hay algunos malintencionados que no quieren nuestra presencia, pero son minorías a los que reitero que estaremos acá el tiempo que sea necesario, mientras el Gobierno peruano y el MINSA nos lo soliciten y siempre en la primera línea de combate y contención de la pandemia y al servicio del hermano pueblo peruano que nos aclama y aplaude cuando nos ve llagar a las instituciones de Salud para desarrollar nuestro trabajo”.

¿Cuál es el estado de ánimo de los cubanos a su cargo, sobre todo en tiempos de campaña difamatoria del gobierno de los EE.UU.?

Con un gran espíritu de unidad, consagración al trabajo, y demostramos que solo nos mueve el amor a los seres humanos, a la vida, a la humanidad, que somos dignos representantes de nuestro gran ejército de batas blancas, que en lugar de bombas de Cuba traemos solidaridad, salud y amor. Aunque se desgasten en decir que somos esclavos y espías, y hagan campañas de difamación de nuestra colaboración médica, puedo asegurar que todos los integrantes de nuestra brigada, absolutamente en todos, prima la voluntariedad, estamos acá por conciencia, por altruismo, con el único interés de ayudar a un pueblo hermano, que solo nos interesa su agradecimiento y su bienestar y que estaremos combatiendo en la primera línea por la salud del pueblo peruano el tiempo que sea necesario.

El Dr. Raudel atesora dos misiones internacionales anteriores. Estuvo en Venezuela y Bolivia, desde noviembre del 2003 hasta febrero del 2009, una a continuación de la otra. Fue subdirector de Economía y Servicios, y subdirector General, de la dirección provincial de Salud en Camagüey durante ocho años. A finales del 2019 fue nombrado jefe de otra misión en un país latinoamericano; no obstante y en medio de la espera desde la policlínica Ignacio Agramonte y a causa de la pandemia fue llamado a cumplir esta responsabilidad. Él quiso terminar con esta sentencia: “Aquí estamos entregados, representando dignamente a la Medicina cubana y a nuestra querida Patria”.

Parte de la Brigada.

Por Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Fotos: Cortesía del entrevistado.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Juan Víctor Capuñay Paz

Conocemos de los médicos cubanos su alto espíritu humano, su altruismo y su entrega para salvar vidas. Mis felicitaciones y agradecimiento como peruano, aunque no estén en mi región, pero están en Perú. Un abrazo fraterno a los integrantes de la brigada.

Fecha: 01/07/2020 15:10.


gravatar.comAutor: Cuqui

Juan Víctor, muchas gracias por su entrada al blog y dedicar parte de su tiempo para comentar, y también por esa linda opinión acerca de nuestros médicos. Espero no sea esta su última visita al sitio...

Fecha: 01/07/2020 17:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris