Facebook Twitter Google +1     Admin

Una verdad de la ALBA

20101109002935-mision-milagro.jpg

No es la primera vez que abordo este tema en mi página, pero sería una herejía callar después de la visita de Hugo Rafael Chávez Frías, presidente de la República Bolivariana de Venezuela a Cuba, a propósito de los primeros diez años del Convenio Integral de Cooperación entre ambas naciones, sin precedente en la historia.

La Alianza Bolivariana para las América (ALBA), resultó una contraofensiva revolucionaria patriótica de los países de nuestro continente y ejemplo vivo de integración entre los pueblos, y dentro de ésta mejorarle la visión o devolvérsela a los más excluidos mediante la Operación o Misión Milagro, de manera gratuita y sin pedir nada a cambio, constituyó un hito en la historia de la humanidad toda.

La ALBA, con la Revolución Bolivariana de Venezuela y la Revolución cubana, ambas como eje cardinal, encabezado por Chávez y Fidel, ha tenido una connotación muy especial en la mejoría de la calidad de vida de miles y miles de personas no sólo en estos países sino también en el resto del Mundo.

A la provincia de Camagüey, por ejemplo, el 16 de septiembre del 2005, arribó el primer grupo de venezolanos con afecciones oftalmológicas y en los primeros 120 días ya se habían realizado 5 mil 829 intervenciones quirúrgicas de esta especialidad, entre ellas igualmente a camagüeyanos.

Transcurridos 14 meses se registraban 14 mil 804 operaciones de esta naturaleza a 12 338 pacientes con cataratas, pterigium, estrabismo, retinosis pigmentaria, entre otras afecciones, pero ya ocurría algo muy peculiar y era que se había ido más allá porque se pensó en un universo mayor y los pacientes provenían entonces no sólo desde Venezuela sino también de San Cristóbal y Nevis (San Kitts y Nevis), Guyana, Granada, Dominica, San Vicente y las Granadinas, Monserrat, Santa Lucía y Antigua y Barbuda. 

Las bondades tecnológicas, que son muchas, del Centro Oftalmológico Carlos J. Finlay, perteneciente al hospital universitario Manuel Ascunce Domenech de esta ciudad, fueron puestas al alcance de los aquejados foráneos a la par que de los citadinos, todo con carácter gratuito. hasta diciembre del 2006, período en que se realizaron 14 mil 804 intervenciones quirúrgicas oftalmológicas Allí se cuenta con un salón de operaciones con ocho posiciones quirúrgicas, y con equipos como el Tomógrafo Retinal de Heidelberg (TRG), para diagnosticar y evaluar los casos de glaucoma, donde la imagen del nervio óptico se aprecia de forma tridimensional; el excímer láser, que corrige defectos refractivos, como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo, por sólo mencionar algunos.

La iniciativa de Fidel Castro y de Hugo Chávez de devolver la luz a los ojos de latinoamericanos, caribeños y de otros continentes, para así evitar que los 50 millones de ciegos en el Mundo se conviertan en esos 72 millones en el 2020 como se esperaba, es una realidad imposible de borrar de los anales de la historia universal. Hoy, especialistas cubanos están en esos propios países para asistir a quienes más lo necesitan, esos que agradecen sólo con gesto o con las gracias en cualquiera de sus idiomas, tanta bondad y altruismo.

 

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona

Foto y corrección: Oriel Trujillo Prieto

Comentarios » Ir a formulario

cuquisalud

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris