Facebook Twitter Google +1     Admin

ONU y las enfermedades no transmisibles

20111006161821-copy-of-logo-minsap.jpg

En la actual Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) se realiza, por segunda vez en la historia de la organización, un foro de alto nivel relacionado con la salud. El primero, hace diez años, tuvo al SIDA como tema central.

La Asamblea General hace planes para contener las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, el cáncer, las del corazón y cerebrovasculares, la hipertensión arterial y las respiratorias crónicas, a las que cataloga como epidemia catastrófica.

En 2008 esas enfermedades causaron 36 millones de fallecidos, el 63 por ciento del total mundial, de modo que se han convertido en principales causantes de la mortalidad en todo el orbe.

Según un informe de la Escuela de Salud de la estadounidense Universidad de Harvard para el Foro Económico Mundial, el 80 por ciento de estas muertes se presentan en las naciones con ingresos medios o bajos y la mitad afecta a seres humanos en sus años de mayor productividad.

La discapacidad derivada de tales enfermedades y las vidas perdidas colocan en riesgo la competencia industrial del mundo entero.

"La carga de las enfermedades crónicas socava el desarrollo social y económico en todo el mundo", plantea la declaración aprobada por la Asamblea General en el foro sobre salud, al que asistieron gran número de jefes de Estado, ministros y expertos del ramo.

El texto de la declaración deja bien claro que "la prevención debe ser la piedra angular de la respuesta mundial a esas enfermedades".

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, expresó que "si nos unimos, podremos hacer más que sanar individuos: podemos salvaguardar el futuro" y exhortó a todos los países a incrementar sus esfuerzos para evitar "el alto costo que tienen sobre la economía y el desarrollo" estas enfermedades crónicas.

Todos los gobiernos estuvieron de acuerdo en cuanto a la necesidad de definir metas de vigilancia sobre estas enfermedades a nivel mundial, así como sobre sus factores de riesgo, entre los que figuran la alimentación poco saludable, el sedentarismo, el tabaquismo y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por solicitud de la Asamblea General de las Naciones Unidas, elaborará los parámetros para dar seguimiento a los progresos en el enfrentamiento a este problema global.

Antes de que finalice el 2012 esa organización deberá preparar recomendaciones sobre metas para todos los países que permitan vigilar las tendencias y evaluar el progreso en cuanto a reducir el alto precio del sufrimiento humano, de las discapacidades y de los fallecimientos prematuros como consecuencia de estas enfermedades en esta batalla donde prima la prevención, y que la directora general de la OMS, Margaret Chan, definió como "una catástrofe en cámara lenta que se extiende a una velocidad pasmosa".

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología, del Hospital Docente Dr. Salvador Allende, de La Habana, Cuba, con E. mail: alberto.quirantes@infomed.sld.cu

Una aclaración: Ya fue publicado en Cubahora.cu

Comentarios » Ir a formulario

cuquisalud

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris