Facebook Twitter Google +1     Admin

5,7: tasa de mortalidad infantil en Camagüey

20140103190647-foto-danielito-blog-2013.jpg

La provincia de Camagüey cerró el 2013 con 5,7 fallecidos por cada mil nacidos vivos —según datos preliminares—, tasa por encima de la registrada el año anterior y de la media nacional actual que fue de 4,2, esta la mejor de todos los tiempos en Cuba.

Una estabilidad evidente se consiguió durante los años del 2006 al 2010 aquí, por alcanzarse tasas por debajo de cinco fallecidos por cada mil nacidos vivos, de ahí la inconformidad indudable en el territorio y las ansias de que los trabajadores de la Salud involucrados y la comunidad afiancen lo que a cada quien le corresponde para que los doce meses del 2014 terminen de una manera satisfactoria.  

Lo peor no radica en el número frío de una tasa, sino que este implica ocho menores de un año fallecidos más que el año precedente, mientras los nacimientos registrados —8 573— decrecieron en 80, al ser comparados con los del 2012.

Sierra de Cubitas y Guáimaro están entre los 22 municipios de la nación con cero fallecidos, el último mencionado por dos años consecutivos. Carlos Manuel de Céspedes, Esmeralda,  Nuevitas, Sibanicú, Camagüey, Vertientes y Jimaguayú superaron —para mal— la media provincial.

De acuerdo con los datos ofrecidos por especialistas del departamento de Registros Médicos y Estadísticas de la Dirección Provincial de Salud Pública, las malformaciones congénitas están identificadas como las principales causas de muerte en niños menores de un año en la etapa analizada y las muertes maternas disminuyeron al tenerse en cuenta las del año 2012.

Aun y con toda la seguridad de que esta provincia puede —porque ya lo ha probado—, reducir esta tasa, resultado de la preocupación y ocupación del Gobierno cubano por ofrecer una mayor calidad de vida a niños y mujeres, esta tasa de 5,7 es comparable con las de países del primer mundo.

El Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) —creado en 1980— tiene bajo su manto no solo a los bebés y a las embarazadas, sino también a adolescentes hembras y varones quienes reciben una educación sanitaria desde la Atención Primaria de Salud.

Por supuesto, el 2013 pudo terminar con un resultado más acorde con las posibilidades si tenemos en cuenta que son garantizadas 17 consultas a las embarazadas, aunque pueden ser más en dependencia del caso y 30 las investigaciones diagnósticas, que constituyen un bombillo de alarma ante un futuro niño con afectaciones incompatibles con la vida o malformaciones congénitas. Otra de las fortalezas de este país es que desde el momento del parto los nenés comienzan a ser inmunizados con un esquema de vacunas contra trece enfermedades.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona

Foto: Archivo de familia

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris