Facebook Twitter Google +1     Admin

Llegó último camagüeyano que combatió el Ébola

20150514072253-lic.-anibal-blog-cuquisalud.jpg

El hecho de que haya publicado este suceso en mi medio de difusión no me exime de hacerlo en este, mi blog. Sería algo así como una deslealtad conmigo misma y con estos hombres con quienes, sin conocerlos, mantuve comunicación vía Internet.

Cuando conversé con el Licenciado en Enfermería Aníbal Umpierre Umpierre, el último de los camagüeyanos en arribar a su tierra luego de enfrentar a la fiebre hemorrágica del virus del Ébola en África Occidental por un período de seis meses, en este caso: Guinea Conakry, me comentó muy convencido: “Solo cumplí con mi deber como mismo hicieron mis compañeros. No me considero un Héroe como dicen en nuestro país, esa es una palabra demasiado grande, reitero, solo hice lo que debía como ser humano y como enfermero, cumplí con mi deber y puse, al igual que el resto de la Brigada, muy en alto el nombre de Cuba”.

Su sencillez y altruismo no le dejan ver la grandeza de la labor realizada, esa que aprendieron en las aulas universitarias de nuestro Camagüey, como sucede en las del resto del país.

Él añadió en un aparte luego del conmovedor recibimiento: “Me he emocionado. Esto ha sido algo muy especial y los niños y jóvenes que ofrecieron su arte para mí, mi familia, amigos y compañeros de trabajo, son el ejemplo vivo de cuánto hace nuestro sistema de Salud por insertar a la sociedad a todos, sin exclusión”, al referirse a los chicos que integran el Proyecto Arte sin Barreras, del Centro de Equinoterapia y Rehabilitación Jardín de Sueños de la ciudad de Camagüey.

Estos muchachos, con algunas limitantes físicas o mentales reciben la atención especializada según sus padecimientos y luego de un diagnóstico profundo son orientados hacia las diversas modalidades del arte. Ellos son capaces de ofrecer amor, alegría y de realizar sus sueños.

Aníbal, quien fue testigo de tan loable y humano empeño, es uno de los 12 integrantes del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, Henry Reeve que partieron de sus hogares para favorecer a los más necesitados y excluidos desde todos los puntos de vista en una geografía desconocida con el fin de contrarrestar esa enfermedad altamente contagiosa, a riesgo de sus propias vidas.

En esta oportunidad, como en las acogidas anteriores, no faltaron los apretones que parecían interminables, el llanto de alegría, y sí, mucha alegría, con la presencia de las autoridades políticas y de la Salud Pública.

A su partida, Aníbal, enfermero intensivista, ofrecía sus servicios en la policlínica 13 de Marzo del municipio camagüeyano de Sierra de Cubitas.

Leandro Mario Lanfranco Leverton, encargado Nacional de la Brigada del Movimiento Chileno de Solidaridad con Cuba, de visita casual en el Centro aprovechó la oportunidad para elogiar ese sentimiento solidario y altruista de los cubanos y dijo apropiarse del derecho de reconocer a los médicos cubanos como se hace hoy con el Contingente Henry Reeve, desde una fecha tan lejana como 1960 del siglo pasado, cuando galenos cubanos, e incluso de Camagüey, acudieron a su país a brindar sus servicios luego del paso de un terremoto.

El doctor Néstor Jiménez Machuca, funcionario del Partido Comunista de Cuba aquí destacó el alto valor humano y profesional de este trabajador de la Salud, como el de los restantes camagüeyanos ya en el seno familiar, que respondió al llamado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y no solo brindó su disposición para combatir la proliferación del Ébola, sino que lo materializó, regresó con el deber cumplido y saludable, producto del adecuado desempeño de sus funciones, vinculado con la disciplina y rigor científico.

La alegría de esta batalla ganada ante un enemigo invisible, como han expresado otros, no empaña la recordación de dos galenos especialistas en Otorrinolaringología y Ginecobstetricia, respectivamente, y que sin integrar esta Brigada aún se encuentran en esa parte de África, en cumplimiento de sus misiones internacionalistas por casi tres años.

Los profesionales de la Salud del territorio que laboraron en Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, están especializados, además, en Epidemiología, Medicina General Integral (MGI) y Enfermería, con representación de ocho municipios, con predominio de la capital provincial, Florida y Sierra de Cubitas.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Foto: Otilio Rivero Delgado

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris