Facebook Twitter Google +1     Admin

En Camagüey 56 Campaña de vacunación antipolio

20170224213904-en-camaguey-56-campana-de-vacunacion-antipolio.jpg

En la 56 Campaña Nacional de Vacunación Antipoliomielítica, con dos etapas previstas en febrero y abril del actual año serán inmunizados 32 599 niños camagüeyanos, con un estimado de 4 982 diariamente.

La doctora Alina Tejeda Fuentes, responsable provincial de Inmunizaciones dijo que en la primera etapa —del 20 a mañana 26 de febrero— los beneficiados ascenderán a 24 909, y están comprendidos los bebés desde 30 días de nacidos hasta los dos años, 11 meses y 29 días, a quienes se les aplicará otra dosis en el segundo período —del 17 al 23 de abril—, fecha en que también se les suministrará la reactivación, con una sola dosis, a aquellos de nueve años de edad, hasta 9 años, 11 meses y 29 días, que suman 7 690.

La especialista en Medicina General Integral y en Higiene y Epidemiología, explicó que los infantes no vacunados por estar con fiebre elevada, vómitos o diarreas, se les aplicará el inmunógeno la semana posterior, en ambas etapas.

Como es habitual en Cuba, los Médicos y Enfermeras de la Familia y el personal de la Salud involucrado, cuentan con la participación y apoyo de los integrantes de las organizaciones de masa.

Todos los niños de las edades mencionadas, vivan donde vivan, tendrán garantizada su vacunación, la que puede simultanearse con las restantes del esquema del programa de inmunización, abarcador de 13 enfermedades prevenibles.

Desde 1962 el archipiélago cubano fue el primer país del mundo en erradicar la poliomielitis, calificada por los expertos como una lacerante enfermedad viral aguda, con una gravedad que se modifica desde una infección asintomática hasta fiebres inespecíficas, meningitis aséptica, parálisis irreversibles y muerte por asfixia.

A partir de entonces y hasta el 2016 se aplicaron en la nación 83 millones 800 mil dosis de vacuna antipolio, por lo cual se garantizó la protección de la población cubana menor de 69 años.

Antes del triunfo de la Revolución solo dos enfermedades fueron erradicadas mediante vacunas: la fiebre amarilla en 1908, y la viruela en 1923.

Por razones obvias el estado destina considerables sumas de dinero para adquirir vacunas como esta y otras, a pesar de que el beneficio a los niños es otorgado sin costo a las familias cubanas y aunque en muchos otros países se administra igual, de manera gratuita, trasciende que en Cuba se inició y mantiene por campañas, no como hechos aislados, esos que impiden la erradicación total del letal padecimiento. He ahí el secreto del éxito en nuestro país, aseguró la doctora Alina.

Texto y foto: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris