Facebook Twitter Google +1     Admin

Desde el inicio del curso escolar prever una mejor salud

20180717180645-desde-el-inicio-del-curso-escolar-prever-una-mejor-salud.jpg

                        La Dra Daysi González en plena consulta.

Con un agradecimiento merecido hacia los especialistas que responden a nuestra consulta semanal, comenzamos esta con la Pediatra y Máster en Atención Integral al Niño, la Dra. Daisy González Escobar, de la policlínica Mario Muñoz Monroy,  del municipio Vertientes, quien atesora dos misiones internacionalistas.

Estamos a pocas horas de iniciarse el curso escolar, ¿qué recomendaría a los padres, los máximos encargados de qué ocurre o no a los niños?

Lo primero sería que los padres hicieran hincapié en la higiene y va aparejada con la higiene del escolar. Ellos tienen que insistirles a los niños en la necesidad de lavarse las manos antes de ingerir alimentos y en erradicar en algunos o evitar en otros, esa incorrecta costumbre de llevarse los utensilios escolares a la boca.

Es importante la reiteración en hacerles saber a los pequeños que no pueden beber refrescos o agua en recipientes ajenos, y crearles conciencia de que esa es una vía de contaminación de enfermedades respiratorias y digestivas, fundamentalmente.

Igual se les recomienda no usar cucharas de otros niños sin antes lavarlas, aunque lo correcto es que cada uno utilice la suya, como los vasos u otros recipientes.  Además, los padres tienen que conocer la importancia de clorar el agua que su hijo lleva a la escuela, como mismo sería costumbre con la ingerida en la casa”.

¿Hay algún tipo de consejo que atañe según el sexo?

A todos, pero en especial a las hembras, orientarles que no se quieran poner bonitas con peines de otros, para evitar contagiarse en caso de pediculosis.

Algunos menores, sobre todo los que comienzan en los primeros grados, rechazan ir al baño de la escuela, ¿es bueno esto?

No. Resulta  importante que evacuen la vejiga, o sea, orinen; los de seminternados se mantienen alrededor de nueve horas fuera de sus hogares y mantener la vejiga llena favorece la aparición de infecciones urinarias.

¿Y si no toman agua?

Les afecta su salud.  Los padres son los responsables de garantizarles a los infantes la cantidad de agua suficiente para todo el día. Nuestro clima es muy caluroso y el organismo necesita recuperar el líquido que se pierde por la orina, el sudor, las heces fecales, y si, además, presenta algún cuadro respiratorio, ese requerimiento aumenta.

Mucho se habla del refuerzo del almuerzo a los escolares, ¿cuál es su punto de vista y en torno a las meriendas?

La familia precisa ser orientada. Es vital que el escolar lleve su merienda, con la recomendación de que, en lo posible, no sea a base de comida chatarra, esa aporta poco a las necesidades dietéticas y crea malos hábitos alimentarios, e insistir en que no se le ofrezca a los niños como refuerzo para los almuerzos comidas con fácil predisposición de perder sus características y provocar una intoxicación alimentaria; por eso hay que evitar las contenedoras de salsas, embutidos sin freír, o arroz condimentado, entre otros.

Y si en los alrededores de la escuela expendieran alimentos…

Alertar acerca de los alimentos que se compran en la calle sin saber verdaderamente cuál es su procedencia o qué tiempo de elaborados tienen.

Sería recomendable ofrecer para las meriendas frutas y dulces sin cremas ni mermeladas; y en los refuerzos del almuerzo alimentos fritos y secos.

Como es de suponer a las escuelas asisten niños con enfermedades crónicas, ¿qué tener en cuenta en estos casos?

Estos niños deben saberlo, y los padres, además de trabajar en que aprendan a convivir con ella, con la orientación y supervisión de la Atención Primaria de Salud, tienen que hacerles saber el diagnóstico de su hijo a los maestros, profesores y auxiliares pedagógicas, al igual que si requiere algún tratamiento, para observar su desarrollo y necesidades y no sea el niño el único que maneje determinada situación. A las autoridades de la escuela les corresponde conocerlo y cuáles son alergias alimentarias, e insistir con el niño para que mantenga conciencia de ello.

Luego de las vacaciones, ¿suceden cambios en los niños que se reincorporan a las aulas, y en los nuevos ingresos?

Después de unas largas vacaciones los niños necesitan de una readaptación a la escuela y en esto los padres y los docentes tienen un papel fundamental. No se puede hacer ver a la escuela como un “castigo” o un medio por el cual la familia se “libera” un tiempo de los hijos, sino como lo que es, un lugar donde van a aprender, a relacionarse, a adquirir habilidades que luego les serán de utilidad para toda la vida.

Sería prudente que varios días antes del inicio del curso, en la casa se converse este tema, con la participación de los pequeños y adolescentes en los preparativos de la etapa, y se comiencen a reajustar los hábitos y horarios en función de la misma.

En este aspecto los niños que más apoyo requieren son los de nuevos ingresos  o pasan del círculo infantil a la escuela, pues el régimen es diferente y aunque la enseñanza preescolar tiene sus características en función de ese cambio, siempre es necesaria una gran cuota de paciencia para los progenitores que se “estrenan” en la enseñanza primaria.

No obstante, observar que estos procesos de adaptación o “readaptación” no nos incline a los adultos a permitir distracciones y faltas de atención, insistirles a los niños en que se inicia una etapa importante donde cada día debe ser bien aprovechado”.

¿Podría mencionar algunas de esas distracciones?

Los teléfonos celulares, los tablets y los audífonos con música disminuyen la concentración del alumno y es en la familia donde se indica cómo y cuándo usarlo, en caso de permitir lo lleven a la escuela. No negamos la utilidad de los teléfonos móviles para la comunicación, pero no en el horario de clases.

De igual modo, en el caso de las secundarias, preuniversitarios y politécnicos, cuyos muchachos tienen edades en las que irresponsablemente les permitimos el mal hábito de fumar, incrementar la exigencia para evitarlo en los planteles pues dañan su salud y la de quienes les rodean”.

Se dice que los accidentes no siempre son tan accidentales, ¿cuál es su opinión al respecto?

Así es y aunque no son tan frecuentes, en las escuelas pueden ocurrir, algunos con más repercusión que otros, pero pienso que los padres pueden preverlos adoptando ciertas medidas como: no permitir a los hijos llevar objetos punzocortantes como cuchillas, tijeras y cuchillos, para lo cual lo correcto sería garantizarles los lápices con las puntas listas o sacapuntas; ni bolas u otros juguetes porque con frecuencia los llevan a  la boca y surge la broncoaspiración o pistolitas plásticas que disparen pelotas, dardos u otros elementos proclives a dañar los ojos; tampoco fósforos, fosforeras u otros objetos provocadores de fuego.

Si nos referimos a los círculos infantiles…

Sobre los niños que asisten a círculos infantiles insisto en la buena adaptación, y se logra respetando los horarios e indicaciones del personal docente y de la Salud (enfermeras) de esas instituciones; y también en el esfuerzo que ello trae consigo por parte de padres y educadoras para que el tránsito por esa enseñanza sea fructífero y placentero.

Es bueno recalcar a las familias que los niños enfermos no pueden llevarse al círculo, estos involuntariamente contagian a otros, además de retardar su cura.

Tampoco permitir que los menores lleven al círculo objetos propiciadores de accidentes en ellos mismos o en otros, como es el caso de los carritos con ruedas muy pequeñas, pues las introducen en sus boquitas, en la nariz, los oídos; ni siquiera collares, pulsas o hebillas con perlitas o cuentecitas; juguetes u otros elementos con puntas, por solo mencionar algunos.

Y no olvidar, si el niño es alérgico a algún alimento o medicamento, la familia está en la obligación de comunicarlo al personal encargado”.

Le pido catalogue el momento del inicio del curso escolar…

De alegría para toda la familia y para que sea un éxito, como preámbulo de los diez meses por venir, no solo es importante ajustar uniformes, comprar mochilas o forrar libretas, hay muchos aspectos de la salud a tener en cuenta.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Foto: Leandro Pérez Pérez

Nota: Fue publicada en Adelante digital el 2 de septiembre del 2016. La entrevistada ofrece sus servicios actualmente en la República Bolivariana de Venezuela.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Israel leon

Mis felicitaciones a esta estrella de la pediatría vertientina, dedicada y entregada a la salud infantil. Mi profesora y amiga, cuanta añoranza verla otra vez y además haciendo lo que le gusta. She is the best pediatrician in vertientes, I love her.

Fecha: 17/07/2018 22:06.


gravatar.comAutor: Cuqui

Hola Israel León, gracias por su opinión, la que comparto, de hecho fuimos compañeras en el Preuniversitario.
Le comentaré a su hija, quien es la directora del periódico, pues ella está en Venezuela.
Espero no sea esta su última visita al blog...

Fecha: 18/07/2018 12:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris