Facebook Twitter Google +1     Admin

Pareciera que COVID-19 apareció para remover conciencias

20200328211711-pareciera-que-covid-19-aparecio-para-remover-conciencias.jpg

A pesar de las noticias que corrían desde China primero y que luego fueron expandiéndose por el mundo como una lógica consecuencia producida por el coronavirus COVID-19, declarado como pandemia el 11 de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pensaba que sabía casi todo del Dr. Leosvel Pérez Gutiérrez, quien cumplirá sus 48 años en julio de este año, y que tiene cinco hijos. Son ellos: Leosbel (20 años) y Lisbel Pérez Álvarez (de 13), y Yanisvel, de cinco años, Yenisvel, de cuatro y Yosvel de un año, y su esposa es Yania Ocampo Rosales.

Conocía también que trabajaba en la policlínica Mario Muñoz Monroy de su municipio de Vertientes, que cumplió misiones internacionalistas en Guatemala del 2006 al 2008, en Guatemala del 2006 al 2008, en Venezuela en el 2010 y en Guinea Ecuatorial desde el 2016 al 2018 y que siendo casi un niño estuvo en Bulgaria y Checoslovaquia por un viaje de estímulo en 1985. Fue Vanguardia Nacional de la Organización de Pioneros José Martí (OPJM) en 1984.

Y de pronto me “aparece” por la red social Facebook desde Lombardía, Italia, cuya capital es Milán, sitios que siempre observamos desde la distancia como casi perfectos, desde algunos puntos de vista, como su economía y su cultura, donde el coronavirus COVID-19 ha hecho estragos horrendos.

Leosvel integra, otra vez, la Brigada Médica Henry Reeve y no niego que me preocupé como en ese 2014 cuando permaneció durante seis meses en Sierra Leona, África, en el enfrentamiento al Ébola; sin embargo, él mismo me dio tranquilidad.
Lo contacté vía Internet y luego de darle un tiempo para que desacansase, nos comunicamos para esta necesaria entrevista.

Él comenzó así:

Estábamos alerta a lo que ocurría en el mundo y nos preparamos psicológicamente en cuanto a las medidas que se adoptarían en el país. Y bajo esta circunstancia nos piden la disposición, la damos o no es como queramos, y así nos enrolamos en una determinación difícil otra vez, la anterior sabes fue contra el Ébola, en Sierra Leona, África.

“Nos prepararon con las medidas de protección, informaron la situación actual, los protocolos de tratamiento, en fin, dimos nuestra disposición sin saber en detalles para dónde íbamos. Terminamos los preparativos por parte de los expertos del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, de la capital. Nos dieron las herramientas para iniciar este gran reto”.

¿Imaginaste que irías a Italia?

Confieso que no lo imaginé, se nos dijo unos días antes.


¿Cómo describirías este paso?

Significa un reto y lo comparo con el equipo Cuba de Béisbol del que se espera siempre la victoria y nuestra intención es esa, colocar el prestigio de nuestro país en alto y defender el prestigio que se ha ganado la Salud Pública cubana, asumimos esta tarea como un gran compromiso y un gran reto; sin embargo, profesionalmente es otra experiencia más y que nos elevará el nivel de preparación.

Esto no quita que sintamos miedo, algo humano que permite asimilar la situación que vivimos, cumplir con las medidas de protección y seguir el protocolo que nos garantiza el cuidado. Los enfermos, que temen también, ven en nosotros ese apoyo, ese aliento y esa esperanza que tanto necesitan para sobrevivir.

Por lo general, lo nuevo puede atemorizar, más si de una enfermedad se trata, pero en la medida que uno ve a los pacientes, los trata, los medica, va adaptándose.

Desde nuestra llegada recibimos muestras de agradecimiento, esperan que ayudemos a enfrentar tan difícil situación. Y hasta en la despedida en La Habana, en el aeropuerto José Martí, los italianos que viajarían con nosotros nos aplaudían como muestra de apoyo, fue un gesto muy bonito”.

En el aeropueto José Martí, de La Habana, cuando recibían los aplausos de italianos que viajarían en el mismo vuelo.

¿Dónde estás laborando?

La mayoría del personal cubano trabajará en el hospital de campaña o de campo, como aquí le llaman, con la asesoría de los nacionales, que llevan el control computarizado y estadístico de cada detalle, los recursos, la logística.

Lo organizativo está a su cargo, el idioma no ha sido obstáculo. Hablan muy despacio y para que nos entendamos, algunos lo hacen en español y hay enfermeras cubanas contratadas”.

Hospital de Campaña o de Campo, como le llaman en Italia.

Si te pido comparar el trabajo con el del Ébola…

Esta enfermedad no entiende de ricos ni de pobres, ni de uno u otro nivel. Afecta a cualquiera, atañe a todos a nivel mundial y la vida lo está demostrando. No es comparable con el Ébola. Entonces entrábamos a la sala, le hacíamos rápido los procederes al paciente y permanecíamos entre una hora y media, cuando más dos y salíamos. Ahora se trata de un turno íntegro, con alrededor de 36 pacientes, entre seis y ocho horas, y en el turno de la madrugada, 12. Resulta muy agotador permanecer con el traje, nasobuco, espejuelos... que comprimen y molestan.

Los atendemos con cuatro enfermeras (os) y cuatro médicos en dos turnos en el día, y por las noches son asistidos con cuatro médicos y tres enfermeras (os). Eso te da la medida de que rota un número significativo de cubanos y ellos se mantienen en la mañana y la tarde. Nos asesoran en cuanto al idioma, nos ayudan en las entrevistas con los pacientes y llevan el control.

Somos 18 médicos, 15 enfermeros, un clínico, un epidemiólogo que nos asesora y ayuda en la bioseguridad. Hay clínicos, intensivistas, neumólogos en el hospital público que te envío en una foto, algunos hablan el portugués, francés, inglés. En total somos 50, más el jefe de la misión y el logístico”.

¿Cómo ha sido la interacción con el personal de la salud italiano?

De una manera muy sensible nos aprecian, nos agradecen. No sabemos si es por la necesidad actual, pero no notamos individualismos. No sentimos rivalidad profesional, todo lo contrario.

Imagen del hospital público del municipio de Crema, de Lombardía, Italia.

¿Qué puede haberles fallado?

Sacamos conclusiones como que les falló el sistema de alerta temprana, y el control epidemiológico al momento del brote de la enfermedad. No se dio seguimiento a los viajeros ni se aislaron los contactos de los infestados y no solo en este país, ha sucedido en otros.

Además, la situación del envejecimiento demográfico en una enfermedad en que los mayores de 60 años son los más vulnerables constituye otra dificultad. En países más pobres, donde la esperanza de vida es menor no ocurre así.

Y pensamos también que no se extreman las medidas sanitarias. No les agrada el uso del cloro por lo irritante que resulta en este clima, eso también favorece la expansión de la enfermedad.

Contrasta con Cuba en mucho. La Atención Primaria de Salud (APS), con los consultorios de la familia, es un tesoro. De manera general los profesionales de la Salud constituimos una gran fortaleza. Es innegable, nuestra mayor riqueza, así como el pueblo; un país pobre, bloqueado y rico en potencial humano”.


¿Qué mensaje le enviarías a tu Vertientes, tu Camagüey, tu Cuba?

Que cada uno sea disciplinado, siga las indicaciones de las autoridades del país, solo salir de sus casas a lo necesario, cumplir al pie de la letra las medidas higiénicas y, sobre todo, confiar siempre en el sistema de Salud.

¿Y a tu familia?

Sé que está tranquila y confiada. Su cuidado allá sabe es crucial para mi buen desempeño aquí, y sé que un grupo de compañeros garantiza su atención. Se han activado las listas de amigos en las redes sociales, aumentan cada día las solicitudes de amistad.

Sobre todo, tienes que cuidarte…

Sí… ese consejo se ha hecho viral en los mensajes y lo agradecemos. Nos llegan de todas partes del mundo. Solo te reitero que pretendemos mantener nuestro trabajo a la altura requerida y ser consecuentes con la expectativa del pueblo de Italia y las otras naciones en las que ofrecemos servicios.

Esto tomó al mundo de sorpresa, pareciera una manera de remover conciencias”.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona

Fotos: Cortesía del entrevistado

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Leosvel Perez

Amiga aqui en tu blog quedo perfecto me gustan mas los puntos de vista y los argumentos estan mejor estructurados. Debias trabajar en la redacción del periódico. Muchas gracias. Nos veremos nuevamente. Hasta pronto

Fecha: 28/03/2020 16:11.


gravatar.comAutor: Cuqui

Amigo, gracias por ocupar parte de tu tiempo y pocas horas descanso luego de una tarea tan humana y a la vez tan difícil, primero para entrar y leer, y después al dejar tu ocurrente comentario. Sucede que en este, mi blog, puedo ser un poco más coloquial y amistosa con quienes quiero, CUÍDATE MUCHO, MUCHO!!

Fecha: 29/03/2020 17:27.


gravatar.comAutor: Cuqui

Amigo Leosvel, entré de nuevo para asegurate que sí: nos veremos nuevamente y pronto; lo otro es que la agradecida soy yo, y te reitero; CUÍDATE MUCHO, MUCHO!!!

Fecha: 29/03/2020 19:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris