Facebook Twitter Google +1     Admin

Siamesas angolanas: protagonistas de esta historia

20130906155349-siamesas-angolanas-cuquisalud-recien-nacidas.jpg

En la foto, Joana y Felismina acabaditas de nacer.

Estoy casi segura de que el médico camagüeyano, doctor Alexis Ramiro Batista Martínez, quien labora en Vertientes, municipio de Camagüey, Cuba, ahora en el territorio Noqui, de Angola, no había pensado siquiera que iba a tener bajo su responsabilidad un parto —normal— de siamesas, casos que ocurren uno de cada 200 000 nacimientos, y que quedan con vida entre el 5 y el 25 %.

Este responde a esa mayoría que recoge las estadísticas, porque de acuerdo con estas el 75 % pertenecen al género femenino.

Joana y Felismina, así se llaman las gemelas, fueron de esos casos que nacen con sus cuerpos unidos, algo poco común y peligroso por lo general.

VÍA INTERNET

El suceso llegó a mí vía Internet, donde me narraron que el parto ocurrió el 22 de abril del actual 2013, y al día siguiente fueron remitidas a la localidad capital Mbanza Kongo, de la norteña provincia de Zaire.

Las bebitas, unidas por la región umbilical y las verdaderas protagonistas de esta historia, requerían de un examen exhaustivo por parte de pediatras y cirujanos —también cubanos— con vistas a valorar la posibilidad de ser separadas.

Los especialistas determinaron que sí podía lograrse la separación, pues aunque las niñas se encontraban con bajo peso, el estado de salud de ambas era el apropiado.

Luego de las radiografías de tórax y abdomen conocieron que en el segmento que las unía había masa grande que debía corresponderse con el hígado y no se observaba comprometido con parte alguna del intestino, además, se realizó un ultrasonido de toda esa región que las unía, y se confirmaron dos vías biliares independientes para cada niña, lo que ayudó a los especialistas a corroborar que la víscera que las acoplaban era el hígado.

Odalys Rodríguez Heredia, Epidemióloga del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHM) aquí, quien cumple misión en la provincia Zaire en la República de Angola como Coordinadora de la Corporación Antillana Exportadora (ANTEX. S.A.), tuvo el olfato periodístico de esta noticia y me hizo saber, además, que con el criterio mencionado, los especialistas en pediatría, cirugía, ginecología, urología, anestesiología y jefe de la Brigada Médica cubana, valoraron los pasos a seguir, según el estado clínico de las gemelas, personal médico especializado con que se contaba, la posible causa que las unía, las condiciones del salón de operaciones y los riesgos de las recién nacidas.

De acuerdo con la información recibida, estas son las primeras niñas separas en la provincia de Zaire y, como es natural, las únicas salvadas, incluso, en ese país.

Joana y Felismina podrán contar a sus sucesores que fueron de las pocas decenas que pudieron ser apartadas en el mundo, hecho que recoge entre los tres o cuatro casos ocurridos antes de las 72 horas de nacidas a nivel internacional.

MENCIONES OPORTUNAS

Este es el equipo médico ya con las niñas separadas.

Resulta obligado mencionar al equipo médico a cargo, además del camagüeyano, y que estuvo integrado por los doctores Osmel García Hernández de la provincia Holguín y Domingo Da Silva, como cirujanos; Luis Ricardo Pico Ortega, Ginecólogo de Morón, Ciego de Ávila; Francisco Sariol Botana, urólogo de Florida, Camagüey; al frente de la anestesiología y reanimación Jorge Frank Martínez Miranda, de Pinar del Río, apoyado por el pediatra intensivista Eider Durán Jiménez, de Baracoa, Guantánamo; y los instrumentistas y enfermera de salón Amalia Esther Ruiz Ramos, de Morón, Ciego de Ávila y el angolano Sindungo.

 Las niñas Joana y Felismina corrieron con mucha suerte, primero por estar unidas por un sitio con posibilidades de separación; segundo, por ver la luz en manos de un médico cubano; y tercero por de ser intervenidas quirúrgicamente y seguidas por un equipo multidisciplinario de la Mayor de las Antillas, que a fuero de consagración y humanismo hicieron posible que hoy estén en casa con el peso apropiado.

Autora: Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Fotos: Cortesía del equipo médico en Angola

 

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Esperanza Manresa

Es inmenza y dedicada la labor del personal médico cubano en el mundo, llenándolos de una rica experiencia profesional y humana, ayudándolos con esto a ser mejores cada dia

Fecha: 06/09/2013 14:35.


gravatar.comAutor: CuquI

Esperancita:
Mil gracias por tu fidelidad de entrar y leerme.
Sí, el trabajo de nuestros médicos es algo incalculable, siempre haciendo el bien y dando todo de sí en cualquier parte del mundo, mis cariños...

Fecha: 06/09/2013 15:05.


gravatar.comAutor: mirtha nancy perez rodriguez

Es sin dudas un orgullo para todo cubano aunque se encuentre lejos saber que el humanismo y profesionalidad se mantiene presente en cualquier lugar del mundo y que nuestra medicina es de primera en calidad y humanidad.Mil gracias Cuqui y un beso para toda la familia.

Fecha: 06/09/2013 15:38.


gravatar.comAutor: CuquI

Gracias Mirthi, siempre tan atenta y halagadora. Es cierto, es un orgullo para todo cubano, otro beso para ti y tu familia...

Fecha: 06/09/2013 16:10.


gravatar.comAutor: andy

Muy curioso este artículo.

Fecha: 30/10/2013 14:36.


gravatar.comAutor: Cuqui

Andy:
Gracias por entrar y por tu opinión...

Fecha: 31/10/2013 08:58.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris