Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Algo sobre mi vida.

Pipo: evocación por tu cumple 105

20121024062027-copy-of-copy-of-mi-mama-y-mi-papa.jpg

“El día de mi cumpleaños 80 se celebró de sorpresa en casa de mi hermana Laura, estaban todos mis hermanos y casi todos mis sobrinos. La verdad, me emocioné, pues al llegar  comenzaron a besarme y a abrazarme, ¡fue algo inolvidable!” Así escribió mi padre en sus memorias acerca de este suceso que recoge esta foto junto a Mima, su esposa y mi madre.

Hoy 24 de octubre cumples 105 años. Aunque digo cumples y aseguro te siento conmigo, te fuiste de este mundo con 97 años de edad, pero con la satisfacción de que supiste que te amábamos, lo mismo tu familia de origen que la creada por ti después. Tuviste esa suerte.

Te cuento que tus hijos sí leímos tus memorias en las que decías no tener la seguridad de que lo hiciéramos, me pregunto ¿por qué?, ¿acaso creíste no nos importarían?, lo dudo. Al leerlas, algunas cosillas me hicieron reír, otras me hicieron llorar; unas ya las sabía y otras no, mas en todos los casos me hicieron feliz porque tú lo fuiste en tu niñez, adolescencia, juventud y adultez y en eso tuvimos que ver muchos.

Pipo: conversaba tanto contigo que hoy vuelvo a hacerlo aunque de una manera diferente. Lo hago desde los recuerdos y buscaré la forma de darte alguna noticia. Tuviste mucha suerte por la familia que te “tocó”, como siempre digo, y con la que formaste, la que se selecciona.

Como todo ser humano no soy perfecta y estoy segura de que algunas insatisfacciones provoqué en ti; sin embargo, si con alguien puedo comparar cuánto te quiero es con tu devoción hacia mi abuelo Pedro. Te pido permiso para compartir este escrito de tus memorias y cito: “Cuando papá me llevaba al cine él mismo me preguntaba, ¿qué película viste? Y yo

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , , ,

Mi madre es adulta mayor y no lo sabe

20121001061137-mima-0jos.jpg

Esos ojos con sus 85 años encima eran la delicia de mis amigas y amigos, y hasta de uno que otro de la familia. Yo quería tenerlos como ella.

Como he dicho en otras ocasiones mi padre le llevaba a mi madre 20 años. Aunque él gozaba de una muy buena salud, ella se dedicó en cuerpo y alma a cuidarlo hasta su último día. Cuando permanecía sentado ella le subía y le bajaba los pies a ratos, le suministraba los alimentos a su hora, le daba agua, en fin…

Si mi padre se tocaba la cabeza ella le preguntaba: “¿Pipo, te duele la cabeza?” y él con esa lucidez y dulzura que lo acompañaron siempre le decía: “Mima, a mí nunca me ha dolido la cabeza” y se reía para quitarle inquietudes de encima. Así transcurría un día tras otro hasta que quedó sin su amado Pipo y por eso quería irse con él porque “allá” estaría solito y tendría frío. Mi hermano y yo pensábamos que ella nos duraría poco en ese estado.

Fueron transcurriendo los días y los meses. Yo, que iba a visitarla a diario, cuando llegaba me comentaba: “¿Y ese milagro?” De esa misma manera recibía a mi primo Luisín, sobrino de mi padre que la va a ver muy a menudo.

Pero llegaron otras preocupaciones para nosotros. Como mi madre vive con mi hermano, María del Carmen (su nuera), y Rafe (su nieto más joven), empecé a notar que cuando mi hijo, a quien adoraba, se enfermaba, ella no llamaba a saber de él, cosa que hacía varias veces al día en casos como este, incluso, por pura rutina. No sabía de Grétel, su nieta mayor y a quien dedicó y entregó buena parte de su vida y no preguntaba por ella. Eran actitudes muy extrañas.

La

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , , ,

Padres en mi vida

20120617060732-diapadres-blog.jpg

El título no se aviene con la verdad tácitamente porque solo he tenido un papá: Rafael Ángel (Pipo) (1907-2005) y como digo siempre, aunque fallecido, lo pienso en presente. No puedo hacerlo de otra manera. De él he dado a conocer algunas cosillas en mi blog.

Este post lo considero obligado por ser hoy el Día de los Padres, a él se lo debo y a los otros también y ya verán por qué. Para mí esa frase tan manida que a veces se torna cierta de tanto que la repiten, de que padre es cualquiera es tan absurda e injusta que me mortifica.

Albergo en mi mente y en mi corazón cuánto amor nos entregaba mi padre a mi hermano y a mí, cómo nos hablaba, tan preclaro en las cuestiones de la vida toda, tan adelantado a su tiempo, y tampoco olvido el amor y la devoción que le profesaba a su padre, mi querido abuelo Pedro, cómo nos contaba con pasión que al graduarse de Abogado en la Universidad de La Habana su primer choque de abogado defensor fue cuando lo hizo con su propio padre.

Mi abuelo salió absuelto; primero, porque era inocente; segundo, porque mi papá consiguió probarlo. Era una acusación injusta, cuya causa conservo cual reliquia familiar.

Mi papá, abogado en ciernes entonces desandaba los pasillos de la Audiencia capitalina y me contaba que hasta las secretarias lo miraban y trataban con lástima, claro, por su juventud e inexperiencia, y hasta se ofrecían para mecanografiarle sus alegatos. Con ese mismo amor y el dolor de haberlo perdido despidió el duelo en sus honras fúnebres, muy sui géneris por cierto, pues recuerdo que mi abuelo falleció ese día de tanta Historia para los cubanos, el 10 de octubre, pero de 1966 (yo tenía 12 añ

... (artículo completo)

Etiquetas: , , ,

Mi Madre y mi Hijo

20120513181052-copy-of-copy-of-mima-80-anos.jpg

En la foto, mi mamá con cuatro de sus seis nietos, el día de su cumpleaños 80.

Si me preguntaran, ¿Qué carrera falta en todas las universidades del Mundo?, respondería sin titubeos: la de ¿Cómo ser Madre?

Quienes apostamos por serlo, la mayoría de las mujeres, nos enfrentamos al mayor reto de nuestras vidas. Un reto del día a día. No solo en el período de la concepción y parto (que no es nada fácil), al menos no lo fue para mí, sino la crianza, esa es la más difícil y no termina nunca. Desde que una concibe esa criaturita en el vientre comienzan las incertidumbres: ¿Cómo vendrá?, Al nacer, entonces comenzamos con aquello de: ¿Por qué llorará, qué le dolerá?, hasta que la compenetración se establece de tal manera que de mirarnos ya sabemos por dónde andamos.

Es inigualable la etapa de la lactancia materna. En esos momentos, que son muchos, pero se van rápidos, tenemos la oportunidad de hablarles con cariño, conversar, sí, conversar entré él y una solamente, sin interrupciones, con un amor tan especial que el bebé lo percibe y es recíproco con su mirada, su gesto y hasta con un beso cuando se va poniendo grandote.

Estar pendiente del hijo amado nunca sobra. Los ¡Cuidados!, ¡Eso no!, también hay que aprenderlos a decir en su instante, como mismo le comentamos, ¡Qué lindo!, ¡Qué bien!, por supuesto, todo acompañado del apoyo emocional, material, y sobre todas las cosas con amor, mucho amor.

Las etapas del círculo infantil, las escuelas Primaria, Secundaria…, son sucesos en los que nunca debemos dejarlo de la mano. El resultado que obtengamos lo acompañará el resto de su vida.

H

... (artículo completo)

Etiquetas: , , ,

Aún no me incorporo, pero...

20120401085507-blog-laserterapia.jpg

Para los amigos que acostumbran a entrar a mi blog, que como siempre digo, tanto quiero, les cuento que mi mamá se recupera. Con la intervención quirúrgica se libró del terrible dolor y puede sentarse.

Todavía no me reincorporo al trabajo por razones obvias, ella necesita mucho de mí y de mi hermano. Ambos estamos juntos en esto.

Estoy bajo terapia de láser, para disminuir el estrés y las migrañas, que dicho sea de paso, se dice que las tres cuartas partes de los pacientes con migraña somos mujeres. Agradezco a la Doctora Concepción Pontón, que tan amablemente me acoge en su consulta cada vez que necesito de su tratamiento.

También a quienes por aquí, Facebook y Twitter se han interesado por la salud de mi mamá y me han deseado tantas cosas lindas.

Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Imagen: Tomada de Internet

Etiquetas: , , , , ,

Los dejo por unos días

20120226232219-adios-blog-internet.jpg

Dejaré de escribir en mi blog por unos días, no tengo idea de cuántos. Mi madre sufrió una caída con una complicada fractura de cadera y de pelvis. Se recupera de la intervención quirúrgica que fue un éxito, realizada por un excelente equipo de Ortopédicos y de Anestesiólogos y Reanimadores, del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, de esta ciudad de Camagüey, aunque al estar ella demenciada las cosas son más complejas. Ahora me dedico a mi mamá por entero y espero, a mi regreso, no haber perdido a los lectores asiduos a esta página que tanto quiero.

 

Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Imagen: Tomada de Internet

Etiquetas: , , , , , , ,

Amor de otro tiempo, no importa, amor igual

20120214061007-copy-of-escanear0004.jpg

Cualquiera, hasta el más sedado, recibe encima un cubo de agua sucia y reacciona, mas eso no sucedió así hace más de 60 años. Rafael Ángel y Olga Emilia vivían cerca, muy cerca. Él, 20 años mayor, con una bonita apariencia y una elegancia muy suya a la hora de vestir le cambió en segundos.

Iba por la calle Joaquín de Agüero, del reparto La Vigía, donde vivían ambos. Él, impecable, como siempre, dirigía sus pasos hacia un almuerzo. Al menos así lo contaba. Ella, muy blanca, pelo negro, delgadita y con par de ojos como cuentas de esmeraldas en su faena de limpieza, lanzó el agua sucia sin mirar y lo bañó, así de fácil, lo volvió una sopa de no sé qué.

Los dos contaban, y digo contaban porque él falleció hace siete años y ella vive, pero sin recuerdos coherentes, que él, muy caballeroso no dijo palabra alguna, se sacudió un poco, como pudo y regresó sobre sus pasos. Ella, muerta de la risa y coloradita a más no poder se escondió detrás de las persianas de la ventana.

Al rato Rafael Ángel volvió, sí, pero por la acera de enfrente. Él decía que iba muy orondo para aparentar que nada en lo absoluto había ocurrido. Con el rabo del ojo supo que Olga Emilia esperaba pacientemente tras la ventana. Esperaba por su regreso.

Ese día él se fijó en ella y ella en él. El amor tocó a sus puertas. ¿Cómo siguió la conquista después?, no lo supe en detalles. Tuvieron dos hijos y seis nietos; un bisnieto y una bisnieta llegaron después. Ah, cuando dieron la buena nueva a la familia acerca del matrimonio ya los papeles estaban en camino. Claro, abogado él, era asunto de minutos. Fueron directo camino al altar de la Iglesia de San José, del propio reparto, un 24 de agosto.

¿La diferencia de edad? No, eso no fue un problema. Solo un día en La Habana, en plena Luna de Miel, ella se vistió color rosa y se peinó muy juvenil, como le correspondía, y él pensó: “Parece una niña”. Por eso se preguntó: “¿Cómo se lo digo para no disgustarla?” Ento

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , , ,

Para mi familia

20111223014720-arbol-de-navidad-2.jpg

A la llegada de estos días de Noche Buena, Navidad, Fin de Año y Nuevo Año pocos escapamos del recuento. Quizás, algunos lo hacen solo alrededor del año que termina, y otros, como yo, no pueden abstraerse a los recuerdos de tantos y tantos, que unas veces me alegran y otras me entristecen.

Como mi familia materna y paterna vivían en la misma cuadra de ese reparto que tanto quiero de mi Camagüey, donde me crié y que es La Vigía, no pasábamos trabajo alguno para los encuentros de rutina, mucho menos esos que se relacionan con estas fechas.

Mi hermano y yo íbamos de una casa a la otra; a la de mis abuelos paternos: la de Doña Celia y Don Pedro, así les decían. Tuvieron ocho hijos, de lo cuales conocí a siete teniendo a mi padre en cuenta. Sabía de Enrique por fotos, ese que mi padre adoró siempre, y que un accidente dejó a Enriquito y a Javier sin padre y a nosotros los muchos sobrinos sin ese tío. Aquí agrego ahora algo que nunca debió faltar: el orgullo que sentimos todos, los de la familia, de contar con ese Don Pedro Vilató Arteaga, que peleó en la Guerra de 1895 con apenas 14 años, a él, a mi abuelo, el beso con el respeto de siempre, como dicen muchos: "donde quiera que esté".

Recuerdo aquel lechón asado en medio del patio interior, a lo largo de una mesa y a todos contentos. Yo, como mi papá con ese gusto de compartir, pero segura de que el puerco más sabroso era el que no sabía a puerco, porque preferíamos el pollo. Mi madre y mi hermano sí comían el pellejito, la carne y al otro día disfrutaban de la montería, a mí eso no me pasaba ni por la mente, nunca me llamó la atención. Sucedía todo en la calle Joaquín de Agüero entre Julio Sanguily y Gonzalo de Quesada.

En la misma esquina de Juli

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , , ,

Once meses de mi bebé amamantado

20110803072108-gretel-lactando-5-blog.jpg

 Cuando escucho que una embarazada trae un feto valioso, así le llaman por ser esta una mujer con una fertilidad baja, por su edad o abortar de manera espontánea en otras ocasiones, me pregunto: ¿Qué feto no será valioso? La respuesta que encuentro siempre es la misma, para mí no hay uno solo que no lo sea.

Después que la pareja decide concebir su hijo la mayoría de los hechos rondan alrededor del propósito; luego, del cuidado del embarazo y de una preparación psicológica que trae beneficios inestimables: amamantar al bebé.

Desde ayer 1ro. de agosto y hasta el día siete se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna y sin problema alguno podría mencionar innumerables acciones que a nivel del sistema de Salud cubano se realizan para fomentar, yo diría más, rescatar esa práctica tan especial que es la de lactar a los hijos, pero, como aclaro en estos casos, me referiré a mis propias experiencias, por las prerrogativas ofrecidas por esta, mi página personal.

Deseaba infinitamente tener un hijo y no llegaba. Asistí a consultas afines a estos casos aquí en mi Camagüey y en la capital del país. Las respuestas a todos los exámenes eran favorables; sin embargo, la cigüeña no quería visitarme. Al faltarme el último examen en La Habana, el test postcoital, no podía reservar los pasajes porque la menstruación tampoco llegaba. Esa espera me puso un poco ansiosa, mas no me pasaba por mi mente cuál era la realidad: estaba embarazada.

Acudí a mi amigo de la infancia, el doctor Francisco Rodríguez (Paquito), Ginecobstetra reconocido y que siempre me alentaba con esa calma y serenidad que lo caracteriza, y hasta él perdió la ca

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , , ,

Estoy de vuelta

Por lo general no acostumbro a mezclar los asuntos personales con los del trabajo. Esta es la segunda vez que lo hago, por las prerrogativas que me ofrece esta, mi página, y que disfruto de una manera muy especial, tanto, que más bien es un hobby y no lo que escribí ahorita, trabajo.

Mi ausencia en cuquisalud por tantos días se debió a ciertas investigaciones médicas y es esa precisamente la coincidencia con el tema que abordo en mis exposiciones y que no quise desperdiciar porque no es lo mismo oír las cosas que vivirlas.

Sentí en mi propia piel el desvelo y el amor de un personal que no tiene límites en sus funciones. Con ética, preocupación y mucha consagración, cada uno colocó su granito de arena porque no quedara un solo cabo suelto a la hora de despejar las incógnitas enrevesadas en cualquier cuerpo humano, en este caso, el mío.

Por todo esto destaco el empeño de los doctores Alfredo Leal, por demás, uno de mis compañeros de clase durante mis estudios primarios, de Maité Salazar, siempre con deseo de ayudar con una intención marcada de un optimismo impecable, como ocurría con Manuel Oliva Palomino, quien al mismo tiempo decía: “Ante la duda, estúdiate”.

Tampoco olvido los solícitos doctores Maruja Morales, Alfredo Guerra y José Miguel Arrieta, ni a José Ramón Guerra, este último que desde Angola se mantuvo al tanto de los detalles, gracias a las tecnologías actuales. Y qué decir de Helenita Álvarez, así con H, la secretaria del Servicio de Imagenología del hospital universitario Manuel Ascunce Domenech; ella, desde su posición hizo hasta lo imposible porque yo sintiera confianza, aliv

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , ,

Un alto por el Día Internacional del Adulto Mayor

20101002050820-rafael-angel1.jpg

Esta foto es de Rafael Ángel (1907-2005), mi padre, siempre conmigo a pesar de que con 97 años de edad y fructífera vida dejó de existir físicamente. Así, con esa imagen de lector insaciable, entonces con 90 octubres, fue un predicador con su ejemplo de honestidad,  laboriosidad, de no mentir jamás y de defender con fidelidad las cosas en que creía y amaba. Estos fueron listones muy elevados que resultan difíciles de sobrepasar para quienes lo sucedimos.

Hoy, Día Mundial del Adulto Mayor, lo tomo como modelo porque considero fue un anciano privilegiado. Con preceptos como: “Hace muchos años que soy joven”, transcurría su vida en un país donde decidió echarlo todo por apoyar y colocar su granito de arena en una sociedad, que aunque perfectible, difícilmente haya otra más justa en el planeta.

Él recibió los beneficios institucionales de la Salud Pública de manera gratuita como sucede para todos en Cuba, más aún después de los 91 años, cuando comenzó con algunos achaques físicos propios de la edad. De su esposa, mi madre, y el resto de la familia, tuvo una atención esmerada, algo vital en estos casos.

Con una inteligencia y lucidez envidiables finalizó su vida rodeado de sus seres más queridos y seguro de que significaba algo muy importante para su familia, era una verdadera institución a la que muchos llegaban para preguntarle y oírle.

Debe ser sumamente preocupante para cualquiera sentirse inútil ante los demás, por eso una máxima para propiciarle una vida llevadera a quienes peinan canas en exceso sería hacerlos sentirse bien, cómodos

... (artículo completo)
02/10/2010 05:08 Cuqui (enlace permanente). Algo sobre mi vida No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris