Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2012.

Obesidad y cerebro

20120915180938-copy-of-obesidad-internet.jpg

Cuando se cataloga a la obesidad entre los principales enemigos de la salud, no solo nos referimos a la aparición de conocidas complicaciones...

En la universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, recientemente se realizaron estudios comparativos en personas de 70 o más años de edad y fueron cotejados aquellos de peso normal en relación a quienes presentaban sobrepeso corporal (índice de masa corporal entre 25 y 29,9) y obesidad (índice de masa corporal de 30 o más).

Aquellos con sobrepeso corporal y obesidad mostraban una reducción de un 4 y un 8% respectivamente de los tejidos cerebrales en relación con quienes mantenían un peso normal.

LAS ZONAS VULNERABLES

Es más, esta disminución de la materia gris y blanca del cerebro se localizó en zonas claves donde radican las funciones cognitivas, lo que aumenta la vulnerabilidad a la enfermedad de Alzheimer.

Esto es un fenómeno complejo, porque a medida que aumentan los años, en gran cantidad de personas se prolongan los dañinos efectos de los errores en cuanto a la conservación de estilos de vida saludables. Y ello trae por consecuencia la aparición de enfermedades como la obesidad, derivada del sedentarismo y los malos hábitos alimentarios.

De ahí también la aparición frecuente de la hipertensión arterial, la diabetes y la prediabetes, etc., que afectan regiones cerebrales también en la mirilla del Alzheimer. El efecto sinérgico de estas entidades no se hace esperar.

Esto no quiere decir que todos los hipertensos o diabéticos vayan a presentar obligatoriamente esta enfermedad, pero si no son evitadas o controladas a tiempo, evidentemente se crea un riesgo incrementado de daño cerebral en comparación con aquellos que no las padecen.

LOS SALVADORES

... (artículo completo)

Etiquetas: , , , ,



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris