Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2015.

1,9, la tasa de mortalidad infantil más baja de Cuba

20150623220709-cuquisalud-pami.jpg

La provincia de Camagüey, Cuba, logró una tasa de 1,9 fallecidos por cada mil nacidos vivos hasta el cierre de mayo, la más baja de todos los tiempos para esa etapa y la de mejor resultado en el país, lo que se traduce en el hecho de reportarse ocho defunciones menos que las de igual período del pasado año.

Solo los municipios de Jimaguayú, Vertientes, Sibanicú y Camagüey registraron defunciones en menores de un año. En el territorio nacieron 3 204 niños en el transcurso de estos cinco meses, con un incremento de 71 al compararlo con igual etapa del 2014.

De ese número de alumbramientos, 133 presentaron bajo peso y de los seis fallecidos, tres eran hijos de adolescentes. Hubo una muerte materna, mientras las defunciones en los menores de cinco años disminuyeron en ocho.

Para que el Programa de Atención Materno Infantil (PAMI) fructifique tiene que estar apuntalado por una parte importante de los trabajadores de la Salud. Ellos ofrecen a la embarazada alrededor de 17 consultas y 30 exámenes diagnósticos para evitar que sus hijos padezcan de enfermedades graves o malformaciones congénitas, y en el primer año de vida los inmunizan de manera gradual contra 13 enfermedades y se les realizan pruebas para detectar oportunamente seis.

Los bebés cubanos nacen con un promedio de esperanza de vida de 80 años, alrededor de 20 más que antes de 1959. Estadísticas así son posibles en un país subdesarrollado y bloqueado por los Estados Unidos desde hace más de 50 años, debido al propósito del Estado cubano de establecer un sistema nacional de salud universal y gratuito, al alcance de todos.

Autora. Olga Lilia Vilató de Varona (Cuqui)

Foto: Álbum familiar

Etiquetas: , ,

23/06/2015 16:07 Cuqui (enlace permanente). Materno Infantil No hay comentarios. Comentar.

“Dediqué 22 años al alcohol, no a mi vida”

20150626205228-drogradicto.jpg

Sería ideal que cada hora, minuto y segundo de nuestra existencia combatiéramos todos, desde el lugar que nos corresponde el uso indebido y tráfico ilícito de las drogas, ese flagelo que se convierte en una plaga infernal capaz de exterminar a cualquiera que lo contacte.

Por eso veo como una acción loable que a nivel mundial haya aunque sea una jornada anual de 24 horas —hoy 26 de junio— dedicada a la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, fecha escogida desde 1987 por expertos de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, con el propósito de que pensemos, analicemos y conozcamos un poco más acerca de tan difícil tema y considero como algo insustituible a acudir al testimonio de quien sufre en carne propia los embates del alcoholismo —droga portera— y el uso inadecuado de pastillas (psicofármacos y otras), esas que tomadas de manera indiscriminada y ligadas con el alcohol afectan directamente el cerebro.

Harto difícil para mí es llegar hasta un drogadicto; primero, por ese sentimiento de humanidad que una siente; y segundo, porque es sinónimo a inmiscuirme, aunque de buena fe, en la vida privada de quien ni si quiera has visto antes. Pese a que la fecha en sí misma puede llevarnos a pensar que el alcohol y las pastillas no son drogas ilícitas, es bueno reconocer que el consumo indebido de los comprimidos sí lleva a quienes los comercializan a un tráfico ilegal, pues no son ordenadas por el facultativo, ni empleados como la terapia para la que son producidos. David —así nombraré a mi entrevistado—, de 32 años de edad, vive en Camagüey, Cuba, terruño que lo vio nacer.

—¿Cuándo se inició en el consumo del alcohol?

—A los diez años. Por supuesto, no con grandes cantidades. El alcoholismo es una enferm

... (artículo completo)

Etiquetas: , ,

26/06/2015 14:53 Cuqui (enlace permanente). Adicciones No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris